Home | Entrevistas | Robert Bosch, ejemplo de desarrollo humano en México

Robert Bosch, ejemplo de desarrollo humano en México

Hablar de Robert Bosch México es hablar de liderazgo en múltiples áreas de la industria; sin embargo, uno de los elementos más importantes para que ese liderazgo sea una realidad es, sin duda, el recurso humano de la compañía, factor que es identificado, capacitado y reconocido, incluso desde antes de formar parte de Bosch.

Así lo explicaron Ricardo Silva, director de Recursos Humanos de Bosch México, y Giovanna Galicia Rivera, directora de la Fundación Robert Bosch México, quienes detallaron la importancia de desarrollar, capacitar y reconocer a los asociados de la empresa.

bosch-ricardoRicardo Silva dijo que, como empresa, Bosch México tiene elementos distintivos en el manejo de sus recursos humanos, tan es así que cuentan con una estrategia de cinco líneas de acción, algo único que los diferencia de otras empresas; por ejemplo, la primera línea estratégica tiene que ver con ayudar al negocio y a la organización en su transformación.

La segunda línea estratégica, que también es distinta a otras corporaciones, se basa en la búsqueda de “un pensamiento revolucionario y evolucionario”; Silva explica: “Lo que queremos como compañía a nivel mundial, es que necesariamente estemos pensando en la mejora continua, eso requiere evolucionar”.

La tercera línea de acción de Bosch México en cuanto a recursos humanos es el atraer y comprometer a los asociados. En este sentido se busca un impacto en la comunidad, con acciones incluso antes del ingreso de nuevos asociados.

“Muchos ejecutivos nos dedicamos a hacer actividades, nos involucramos mucho con estudiantes que requieren algún tipo de apoyo para poder continuar sus estudios, o para poder tener una educación de calidad”.

En este sentido, resaltó la iniciativa FIRST, que busca fomentar en los niños y adolescentes la inquietud por estudiar una carrera científica o tecnológica; otro ejemplo es la Fórmula SAE, así como el programa MexCellence, que es un programa de apoyo para el desarrollo social y económico de alumnos con excelencia académica, en desventaja económica.

bosch-ricardo2La cuarta línea estratégica tiene que ver con la eficiencia: “Buscamos excelencia operacional en todos los procesos de recursos humanos. Por ejemplo, el Centro de Servicios Compartidos de Recursos humanos de Guadalajara, tiene los mejores resultados a nivel mundial en términos de la eficiencia y la calidad de los procesos”.

El liderazgo destaca en la última línea de acción, a este respecto, el responsable de Recursos Humanos comentó: “Nosotros damos apoyo para que todos los líderes, desde el Supervisor de Línea hasta el presidente tengamos un estilo de liderazgo que comprometa y que haga que los asociados se sientan bien”.

Giovanna Galicia Rivera explicó más sobre MexCellence, del que enfatizó que se trata de un programa en el que, alumnos con promedio de excelencia pero con desventajas económicas, reciben apoyo social y económico, para que no abandonen sus estudios o tengan que emigrar de sus estados o, incluso, del país.

Galicia informó que las universidades que actualmente son beneficiadas por el programa son la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad de Guadalajara y la Universidad Nacional de San Luis Potosí.

Adicionalmente, la Fundación Robert Bosch México, cuenta con otro programa denominado “Me gusta mi escuela”, impulsado principalmente por los asociados de la empresa, con el objetivo de implementar proyectos de calidad educativa enfocados en ciencias, matemáticas, e ingeniería, además de crear espacios adecuados para el desarrollo óptimo de los estudiantes.

bosch-ricardo3La directiva apuntó que este programa apoya a las escuelas de cuatro maneras: Infraestructura, equipamiento, desarrollo de capacidades y apoyo con becas, todos ellos enfocados en dignificar los espacios de los estudiantes y desarrollar sus habilidades.

Ricardo Silva reconoció que los recursos para los programas son limitados, pero un punto destacado es la aportación de los asociados no solamente en dinero sino también en tiempo, pues dedican parte de sus horas libres en compartir conocimientos y experiencia.

“Lo que tratamos es ser ejemplo para otras empresas u otras organizaciones en ayudar a los niños a tener una educación de calidad. Lo que hacemos es un ejemplo a seguir por otras empresas para que hagan lo mismo; en México hay 1,900 empresas alemanas y si ellas hicieran lo mismo que nosotros, pues ya estaríamos en otro lado”, concluyó el directivo.