Home | Pasaje - Principal | A 15 años de operación, Metrobús L1 muestra beneficios para la movilidad

A 15 años de operación, Metrobús L1 muestra beneficios para la movilidad

A 15 años de haber entrado en operación la primera línea del Metrobús, en Avenida de los Insurgentes, la organización civil El Porder del Consumidor (EPC) hace una evaluación de su impacto hacia los usuarios y hace un llamado a las dependencias de gobierno relacionadas en su manejo, para lograr un servicio óptimo de este sistema de transporte.

La evaluación realizada por el organismo señala que antes del 19 de junio del 2005, sobre la Avenida de los Insurgentes existía una sobreoferta de servicio  de transporte público colectivo de pasajeros (microbuses) que difícilmente superaban el 55% de su capacidad, traduciéndose ello en un exceso del parque vehicular en operación.

Las unidades que operaban en dicha avenida, eran en su mayoría de mediana a baja capacidad, lo que generaba una saturación en la vialidad y una baja eficiencia en la captación de usuarios.

Con la aparición del Metrobús L1 en dicha ruta, fueron retirados 686 vehículos altamente contaminantes: 373 microbuses, 223 autobuses y 90 RTP´s en dos fases; en la primera que contemplaba el corredor Indios Verdes-Eje 10 Sur, 22% de la flota que operaba había cumplido su vida útil y el 28% le restaban 2 años de servicio.

Actualmente el Metrobús atiende a casi 1.5 millones de viajes. El sistema inició con 34.7 millones de pasajeros en 2005 de captación anual y al cierre de 2019 llegó a 424.4 millones, lo que representa un aumento anual de casi 28 millones de usuarios por año. En el mismo periodo se registró una reducción de 1 millón 512 toneladas de gases de efecto invernaderos. Un logro obtenido a través de la operación de autobuses articulados y tecnologías más limpias.

El coordinador de la campaña de Movilidad y Cambio Climático de El Poder del Consumidor, Víctor Alvarado, indicó que un autobús articulado del Metrobús tiene una equivalencia a cinco microbuses, lo que representa una reducción de 56.2% de dióxido de carbono equivalente (CO2e), 99.7% de monóxido de carbono (CO), 88.9% de óxido de nitrógeno (NOx) y 90.9% de partículas finas, todos perjudiciales para la salud.

Agregó que “en 15 años se han construido 7 líneas de Metrobús, que han requerido 140 kilómetros de carril confinado reduciendo los carriles de circulación al automóvil particular”. Dijo ser importante recordar que un solo autobús articulado, significa la ocupación vial de 106 automóviles con 1.5 personas promedio.

El organismo recordó que de los 34.56 millones de viajes que se generan en un día entre semana en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), el 19% se efectúa en automóvil particular mientras que 44.78% en transporte público.

Por otra parte, los estudios elaborados por EPC a nivel nacional sobre sistemas BRT, en el 2015 dejaron constancia de que Metrobús L1 ocupó el primer lugar en eficiencia, cubriendo las necesidades de los usuarios con un 77%. Y el estudio “Diagnóstico de Accesibilidad de los Sistemas BRT en México 2016”, reconoció una evolución positiva de las líneas de Metrobús. 

Después de mejoras a las diversas líneas de Metrobús, se puso en marcha la Línea 5, que logró implementar en una sola todas las acciones contempladas en las diferentes líneas anteriores – sistema braille en las Líneas 1 y 2; sistema sonoro para personas invidentes y de visión baja y pantallas en cada estación de la Línea 3 y en la Línea 4 autobuses de plataforma baja – y se incluyeron semáforos sonoros.

Pero en estos 15 años de operación también han existido eventualidades que han afectado la imagen del servicio, como manifestaciones y oposiciones de sectores involucrados (transportistas, comercio, vecinos y sector privado) y problemas financieros ante una tarifa social y no técnica que ha producido descontento entre algunas de las empresas que operan el servicio. Esto se debe a la falta de un subsidio por parte de los gobiernos local y federal, para mantener una tarifa social sin comprometer la calidad del servicio.

En los 15 años de Metrobús -bajo su control, planeación y gestión- ha demostrado grandes beneficios para la movilidad, la sociedad y el medio ambiente en la Ciudad de México. 

Por lo anterior, El Poder del Consumido hizo un llamado a la actual administración para inyectar recursos que permitan que en un periodo de cinco años las líneas de Metrobús y su flota migre a tecnologías Euro VI y/o EPA 10 o bien se inicie una transición a autobuses eléctricos y sean alimentados con fuentes de energía renovables, con el objetivo de mantener firme el compromiso de contar con ciudades más amigables con el medio ambiente y con acciones de mitigación y adaptación ante el cambio climático.