Home | Carga - Principal | A pesar de la cuarentena, aumentó el robo al transporte

A pesar de la cuarentena, aumentó el robo al transporte

Aunque disminuyó el número de unidades en operación, el robo al autotransporte se vio incrementado durante esta época de cuarentena, indicó Enrique González Muñoz, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), durante su participación en el webinar “Transporte seguro: reto creciente y estrategias ante el Covid-19”.

En dicha conferencia virtual, organizada por Cargo Week Americas y Expo Seguridad, González Muñoz recordó que el autotransporte de carga contribuye con el 3.6 por ciento del Producto Interno Bruto, sin embargo, el problemas del robo es un elemento que encarece a la industria, ya que la administración de riesgos en el transporte en México, es una de las más caras en el mundo junto con Brasil y Sudáfrica.

En el 2018, dijo, la Canacar hizo un estudio para conocer la afectación del robo al autotransporte tanto al sector como a la sociedad en conjunto, resultando una afectación de 92 mil 500 millones de pesos; antes de la pandemia había incrementos de 35 a 38 por ciento, por lo que junto con otras asociaciones y gobiernos federal, estatales y locales han impulsado estrategias para frenar este delito.

En su momento, Jorge Luis Hagg, director de Expo Seguridad, refirió que en el robo al autotransporte la zona más peligrosa sigue siendo la parte centro del país, principalmente el Estado de México, Michoacán y San Luis Potosí, mientras que el horario de mayor incidencia se da entre las 6:00 y 10:00 de la mañana de martes a viernes, principalmente.

Gilberto Palomares, director de Transportes Pitic, coincidió con los otros ponentes en que la inseguridad está latente por lo que ellos, en Transportes Pitic, están implementando acciones para minimizar el robo de los camiones, así como para disminuir los accidentes en carretera.

Detalló que cuentan con un sistema de gestión, con el cual se busca que las empresas tengan cero incidencias, cero accidentes y cero robos, así como proteger y hacer llegar en tiempo y forma la carga.

Entre las recomendaciones para disminuir los robos, señaló, es que el vehículo no se detenga en la carretera por falta de mantenimiento; para ello cuentan con un comité de seguridad vial que sesiona cada semana y que tiene la tarea de disminuir a cero los accidentes y robos por medio de un eficiente mantenimiento.

En el tema de seguridad vial, existen tres ejes en Transportes Pitic: Los procedimientos, la tecnología y el factor humano, siendo este último el más importante para la empresa y en el que enfocan sus esfuerzos, tanto en selección de personal, capacitación y el tema de incentivos.

Con respecto a la tecnología, el directivo comentó que cuentan con GPS, sensores en cabina, alertas de cansancio del conductor, dispositivos que detectan Jammer y  barras de seguridad en remolques, entre otros elementos.

Otro participante de este panel fue Vicente Roqueñí, director de Asuntos con Gobierno de Latinoamérica y El Caribe de Motorola Solutions, quien expuso el papel de la tecnología en el tema del robo al transporte.

Roqueñí reconoció que en América Latina el modus operandi en el robo de transporte se da de una manera más violenta que en otros países, incluso con intimidación con armas de fuego y, muchas veces, con secuestros a los conductores.

“Amenazas, chantajes, soborno y la suplantación de personas, es un modo operandi que se está utilizando”, añadió el ponente y afirmó que también se presenta el robo y falsificación de información, por lo que es muy importante proteger estos elementos.

Expuso que los productos de Motorola Solutions pueden ayudar al tema de la seguridad en transportes, mediante un ecosistema que permite elevar el nivel de control de las comunicaciones y análisis de la información.

La empresa cuenta con software para poder hacer el análisis de la información y ofrecer soluciones de seguridad en cada uno de los componentes del ecosistema.  Motorola maneja distintas tecnologías y comunicaciones que, incluso son utilizadas por los gobiernos y fuerzas de seguridad. 

Al tomar la palabra, Eduardo Téllez, presidente de la Transported Asset Protection Association (TAPA), habló sobre los costos colaterales ocultos en el robo de transporte; expuso que, cuando un transportista envía un camión con productos debería considerar qué pasará si se lo roban y su capacidad de satisfacer esa entrega a su cliente.

Independientemente de si se trata de alimentos, bebidas u otros productos, la carga que lleva el transportista debe llegar a su destino ya que, de no llegar, primero se pierde la oportunidad del abasto, pero además se corre el riesgo de perder clientes y asumir costos colaterales.

Señaló que si bien el seguro cubre una parte del producto robado, se trata de un porcentaje de aproximadamente un 50 por ciento del valor del producto, a lo que hay que añadirle los gastos adicionales lo que implica que se vuelva una cascada el problema.