Home | Entérese - Secundarias | Acceso, impulsor del crecimiento de la industria automotriz mexicana

Acceso, impulsor del crecimiento de la industria automotriz mexicana

Por Norma Suárez, Directora de Operaciones, Distrito Sur de México FedEx Express México

 

Hoy en día los fabricantes necesitan obtener acceso a la mejor mezcla de proveedores, materias primas y mano de obra para conservar su competitividad a nivel mundial y para amortiguar las fluctuaciones regionales en precios de mercancías, frecuentemente afectados por la inestabilidad económica y política. 

 

A menudo esto significa ir fuera del país natal o incluso utilizar una mezcla de países de origen, dependiendo de las fluctuaciones regionales de precio y disponibilidad.

 

Algunas de las empresas más grandes y exitosas del mundo han aceptado un modelo flexible de gestión de cadena de suministro para optimizar sus necesidades logísticas y crear una diferenciación competitiva.

 

Dentro de este contexto, esta cadena mundial de suministro ha sido crucial a la evolución de la industria de la manufactura, permitiéndole adaptarse a la cambiante dinámica de la economía mundial.

 

A medida que crece la porción de bienes manufacturados comercializados internacionalmente –McKinsey estima que incrementará de 20 a 80 por ciento para 2020– el acceso a transportación flexible y confiable será aun más importante.

 

Específicamente para la industria automotriz, los factores son favorables para mantener el crecimiento mundial actual a pesar de los crecientes costos de mercancías y la volatilidad económica.

 

Parte de la razón de este optimismo es el acceso ampliado a fuertes mercados mundiales a través de logística “just-in-time” y una gestión mejorada de la cadena de suministro.    

 

El permanecer exitoso en la economía actual tiene sus desafíos. Los precios de los artículos están incrementando continuamente y un fuerte peso mexicano está tensando la competitividad de exportaciones. Los pronósticos más recientes indican que el mercado a la alza en lo que se refiere a petróleo, gasolina y acero no aflojara en un futuro inmediato.

 

El enorme crecimiento en India y China están impulsando este inexorable aumento en el precio de las mercancías. Sin embargo, los precios de las mercancías no lo son todo para el éxito o el fracaso de la industria automotriz. Hay otros factores en juego que ayudarán a sostenerlo en los años venideros. 

 

Por ejemplo, se espera que la demanda de motores en China crezca a un ritmo que eclipsará a Japón como el segundo mercado más grande del mundo para 2009. Lo que es más, se espera que el mercado mundial de automóviles crezca 13 por ciento durante este mismo periodo. 

 

Con estos positivos indicadores y una gran cantidad de acuerdos de libre comercio implementados o pendientes, incluyendo el ALCA, éste es un buen momento para un positivo crecimiento de la industria. Y este crecimiento ya se está viendo en muchos países en América Latina.

 

Con tan fuerte potencial de crecimiento en el continente americano, ¿cómo puede la industria automotriz aprovechar al máximo la creciente demanda de automóviles?

 

Cuando FedEx Express fue pionero en el concepto de envíos con entrega al día siguiente hace 30 años, revolucionó la manera en que las empresas manejaban sus cadenas de suministro.

 

La transportación moderna aprovecha la mejora continua de la infraestructura mundial, la cual ha incrementado su potencial de crecimiento a través de mayor acceso. 

 

SRI International, una de las principales organizaciones de investigación independiente y desarrollo de tecnología, realizó un estudio en 2006 intitulado “El poder del acceso”, el cual concluyó que el acceso está compuesto de tres componentes: tiempo, espacio e información. 

 

Encontró que el acceso está directamente relacionado con el comercio, el crecimiento, la estabilidad económica, la reducción de la pobreza y la capacidad operativa de las empresas. 

 

Comisionado por FedEx, el informe también catalogó a 75 países de acuerdo con su acceso a bienes, servicios e información a través del uso de 22 indicadores clave. México se encuentra en el lugar número cuatro en América Latina y es el número 45 de los 75 países a nivel mundial.

 

La manera en que México puede permanecer competitivo en el mercado mundial automotriz es continuar invirtiendo en infraestructura y en un modelo mundial de aprovisionamiento y producción.

 

Aprovechar las variaciones regionales en costos de producción es vital ya que actuará como amortiguador contra fluctuaciones en costos de mano de obra y mercancías. Un mayor acceso a las mejoras de productividad, tecnología e información puede hacer esto posible.

 

* Norma Suárez, Directora de Operaciones del Distrito Sur de México para FedEx Express, con sede en Naucalpan, Estado de México.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *