Home | Entérese - Secundarias | AMDA intercambia opiniones con distribuidores de automotores de 25 países

AMDA intercambia opiniones con distribuidores de automotores de 25 países

José Gómez Báez, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), que agrupa a más de mil 550 agencias de automóviles y camiones en nuestro país, asistió en Nueva Orleans, Estados Unidos, a dos reuniones sobre la situación actual y las perspectivas del sector automotor mundial.

 

La primera fue organizada por la firma J.D. Power y la otra por la Asociación Nacional de Distribuidores de Automotores en EU (NADA, por sus siglas en inglés), cuya membresía supera los 20 mil comercializadores de vehículos en aquel nación.

 

El presidente de la AMDA refirió que en ambas reuniones internacionales, al examinar las condiciones prevalecientes del sector automotor mexicano, los especialistas apuntaron que “siendo un país productor, sufrirá las repercusiones de la histórica caída en ventas del mercado estadounidense, principal destino de las exportaciones automotrices mexicanas.

 

Los volúmenes tradicionales de comercialización de automotores en EU eran de alrededor de 17 millones de unidades al año; ahora, para 2009, los pronósticos son de cerca de 10.5 millones.

 

De ahí la propuesta de expertos económicos, directivos de consultorías y demás analistas, “sobre la necesidad urgente de que México revise integralmente el esquema de desarrollo del sector automotor, en todos los eslabones de la cadena, con el propósito de redimensionar la trascendencia del mercado interno”, dijo Gómez Báez.

 

Por lo que se refiere al concierto global, el dirigente empresarial expresó que existen consensos entre los expertos internacionales en varios temas.

 

El de mayor incidencia sobre las economías de los países, tanto de productores como de consumidores, es que “la crisis global que vivimos desembocará en un nuevo orden automotriz en el mundo, es decir que habrá necesariamente un posicionamiento diferente de las marcas en los mercados nacionales y regionales y que, incluso, existe el riesgo de desaparición de algunas de las marcas con menores niveles de comercialización”.

 

Otro de los consensos fundamentales, citó Gómez Báez, radica en la opinión casi unánime de los expertos en el sentido de que “los tiempos actuales no son los más propicios para impulsar la investigación, el desarrollo, la aplicación de tecnologías automotrices más eficientes y de combustibles limpios.

 

“Existe acuerdo en que sólo con precios altos del petróleo -que no son los que advertimos en la actualidad-, será posible avanzar sustancialmente en mejores tecnologías, como las de los autos eléctricos e híbridos, y en combustibles menos contaminantes, como el gas natural, etanol e hidrógeno, etc.”

 

Mientras tanto, agregó el líder de los comercializadores, seguramente los motores de inyección directa y los turbo, serán los que mayormente respondan a las demandas del mercado y las disposiciones gubernamentales en cuanto a la eficiencia energética y al abatimiento de la contaminación atmosférica.

 

Igualmente comentó que durante los trabajos de la NADA, agrupación equivalente a la AMDA pero en Estados Unidos, las firmas automotrices en países latinoamericanos y europeos solicitaron la asesoría de nuestra asociación para formular políticas que permitan la renovación del parque vehicular, con el fin de adaptar a sus circunstancias propias el modelo que la AMDA propuso a las secretarías de Hacienda, Economía y Medio Ambiente para sustituir las unidades de mayor antigüedad en beneficio de 40 mil micro y pequeñas empresas.

 

Refirió también que parte importante de las labores de la Convención de la NADA se centraron en el examen de los diferentes programas de apoyo financiero para el mercado automotor que ya están en operación, y que van desde la reducción de tasas impositivas en Perú y Ecuador, pasando por el financiamiento en condiciones preferenciales en otras naciones latinoamericanas, hasta las garantías al 100% de los créditos de la banca comercial como en Europa.

 

Por ello, resaltó Gómez Báez, “es necesario que en México puedan instrumentarse programas específicos para este sector, en coordinación con las dependencias federales de Hacienda y Economía, de Nacional Financiera y la Banca comercial, que permitan mantener niveles aceptables de liquidez en un sector que guarda una alta dependencia del financiamiento, que se ha tornado caro y escaso”.

 

         Entre los ponentes en la Mesa Redonda internacional organizada por J.D. Power, empresa internacional sobre análisis y prospecciones del sector automotor, estuvieron Jim Press, presidente mundial de Chrysler y Mark Fields, presidente de Ford para las Américas; así como representantes de consultorías y publicaciones especializadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *