Home | De buena fuente - Entérese | Bendix, un legado de seguridad un futuro de posibilidades

Bendix, un legado de seguridad un futuro de posibilidades

Cuando Bendix Aviation Company y Westinghouse Air Brake formaron Bendix-Westinghouse Automotive Air Brake Company en 1930, el camión con motor de combustión interna apenas tenía 35 años. Noventa años después de la fusión la innovación, liderazgo y colaboraciones globales de la compañía han continuado mejorando la seguridad de los caminos de Norteamérica.

“A pesar de que el panorama actual del sector camionero —desde su alcance hasta sus vanguardistas tecnologías de asistencia al conductor— hubiera sido casi inimaginable para los integrantes de los equipos de Bendix de hace nueve décadas, la visión y la dedicación que caracterizaban a esos inventores siguen siendo una parte importante de cada empleado hoy en día”, dijo Mike Hawthorne, Presidente y CEO de Bendix. “A los 90, nos sentimos con más energía que nunca gracias a estos tiempos dinámicos y a la promesa y potencial del camino por delante”.

Evolucionar la tecnología para mejorar la seguridad

Desde sus inicios, Bendix ha ofrecido soluciones que ayudan a las flotas y a los conductores a operar vehículos comerciales cada vez más seguros y confiables. Los sistemas de manejo de aire, los componentes de frenos para terminales de rueda y las tecnologías de asistencia al conductor de Bendix están disponibles como opciones de equipo original —con frecuencia como equipo estándar— a través de los principales fabricantes norteamericanos de camiones de carga pesada.   

“Nuestro portafolio incluye múltiples innovaciones de la industria, siempre con vistas a incrementar el valor y lo que se necesita hoy para un mañana más seguro. El impacto de nuestros productos es un legado que nos enorgullece”, dijo Hawthorne. “Así lo demuestra la próxima generación de Bendix® Wingman® Fusion con funciones mejoradas, que eleva las capacidades de nuestro sistema de mitigación de colisiones basado en cámara y radar.

“Colaboramos con los fabricantes más grandes de camiones de Norteamérica para desarrollar versiones del sistema instaladas de fábrica de acuerdo con los diseños, necesidades y prioridades de cada fabricante, las cuales mejoran la seguridad de los hombres y las mujeres detrás del volante, así como la de aquellos que van junto a ellos en los caminos.” 

Las relaciones globales de Bendix como parte de Knorr-Bremse también le han permitido ampliar su experiencia y capacidades. A principios de este año, el fabricante de sistemas de dirección R.H. Sheppard se convirtió en una compañía de Bendix, lo que ha fortalecido los vínculos entre los sistemas de dirección y de frenado que apuntan a las próximas evoluciones en sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS).

Por otra parte, los factores duales del desarrollo de ADAS y los vehículos eléctricos están llevando a la industria norteamericana hacia la adopción de sistemas de frenado electrónicos (EBS), que se utilizan en Europa desde hace más de 20 años. Bendix está en posición de encabezar el cambio, que permitirá un frenado más suave, un mejor equilibrio de frenos y un rendimiento óptimo de ADAS.

Con este portafolio de tecnologías, Bendix ofrece seguridad, rendimiento de vehículo y eficiencia, así como costos de propiedad más bajos, y respalda sus componentes y sistemas integrados a través de una sólida capacitación y soporte posventa.

Crecimiento e impacto en la comunidad

Además de su sede en el noreste de Ohio, Bendix comenzó a expandir su presencia en Norteamérica en 1980 con la apertura de un centro de fabricación y distribución de 30 trabajadores en Huntington, Indiana.

Desde que estableció operaciones en Acuña, México, en 1988, Bendix ha ampliado el centro de operaciones con cuatro plantas y un centro de ventas y distribución en la Ciudad de México y un Centro de Investigación y Desarrollo en Monterrey.

Y en el 2007 en Bowling Green, Kentucky, después de consolidar la planta de Bendix en Frankfort, Kentucky, y la planta de su antiguo socio, Dana Corporation, en Glasgow, Kentucky, la compañía inauguró una planta de producción con tecnología de punta para terminales de rueda que actualmente emplea a 400 integrantes del equipo de Bendix.

La compañía también construye una nueva sede norteamericana de más de 20,000 metros cuadrados sobre un terreno de casi 24 hectáreas en Avon, Ohio, con una mudanza en etapas programada para el cuarto trimestre del 2021. El sitio seguirá siendo la sede de las funciones administrativas de Bendix, así como la sede principal de sus actividades de I+D y de ingeniería.

A nivel corporativo, Bendix brinda apoyo a las comunidades en las áreas de educación, cohesión social, impulso a los jóvenes, salud y medio ambiente. La construcción de casas con Hábitat para la Humanidad, los proyectos de enriquecimiento comunitario, los proyectos de construcción tras desastres naturales, los campamentos de robótica, y más, fueron algunas de las maneras en que Bendix y sus empleados participaron y ayudaron en el 2019. Las donaciones comunitarias corporativas ascendieron a un total de USD $521,000 el año pasado, además de USD $300,000 en donaciones de Knorr-Bremse Global Care North America, Inc., el brazo norteamericano de la fundación filantrópica del gigante mundial.

Contribuir a un planeta más sano

Bendix también se ha planteado el objetivo de proteger nuestro planeta a través de sus esfuerzos de sustentabilidad corporativa, que incluye disminuir el consumo de energía y los residuos. A lo largo de los últimos cinco años, la compañía ha reducido su uso de energía en más de 10 millones de kilovatios hora. 

En noviembre, Bendix anunció que alcanzó un logro importante —el desvió del 99.8 % de todos sus residuos en el 2020 (el nivel más alto en su historia)— hacia el cumplimiento de su objetivo de cero residuos a vertederos en la gran mayoría de sus plantas norteamericanas, el cual se constató a través de un minucioso programa de autocertificación. Nueve plantas de Bendix, así como la sede corporativa de Elyria, han recibido la certificación oficial de la compañía de Cero Residuos a Vertederos.