Home | Principal - Proveedores | Bosch optimiza su cadena de proveeduría

Bosch optimiza su cadena de proveeduría

Con el objetivo de mejorar las condiciones de competitividad, costos y tiempos, la compañía alemana Robert Bosch está cambiando su manera de desarrollar la proveeduría, siendo ahora el proceso que denominan como “Localización 2.0”, que consiste en contar con proveedores listos antes de que llegue la línea de producción.

“Antes Bosch lo hacía de la manera tradicional”, dijo Joachim Vogel, vicepresidente de Compras Corporativas para Norteamérica de Bosch, quien explicó que primero desarrollaban la línea de producción y posteriormente buscaban proveedores locales, lo que implicaba mucho trabajo.

“Cambiamos este sistema hace un par de años -continuó Vogel- y trabajamos más en lo que nosotros llamamos Localización 2.0, porque para nosotros ahorita es importante antes de la línea de producción, tener ya los proveedores listos en el nivel adecuado que necesitamos en temas de calidad, de productividad, de competitividad; y lo que queremos es tenerlos en la región antes de que llegue la línea”.

El directivo recordó que Bosch cuenta con programas de desarrollo de proveedores locales, que cobra mayor importancia para nuestro país toda vez que, en lo que respecta a la industria automotriz, va a recibir en la región, en los próximos tres o cuatro años 28 plataformas grandes de fabricantes de vehículos.

Lo anterior se suma a los cientos de variantes actuales, lo que motiva a Bosch a preparase en la localización de proveeduría “sin tener la línea de producción ya instalada en la región”.

“Tenemos que hablar con proveedores sobre piezas que aún no existen en la región; tenemos dibujos, diseños, pero no podemos presentar una pieza que exista ya al proveedor, que él pueda copiar fácilmente, eso no existe”, apuntó Joachim Vogel.

Para el responsable de Compras Corporativas de Norteamérica de Bosch, esta búsqueda y desarrollo de proveedores implica un trabajo muy fuerte para encontrar a las empresas que les garantice los estándares de calidad que Bosch exige.

“Buscamos proveedores que puedan entrar en competencia a nivel global en todos los temas: Calidad, temas comerciales de precio, desarrollo, innovación, es lo que buscamos siempre”, resaltó el directivo, pero también puntualizó que dichos proveedores deben usar la materia prima local, “porque al final no funciona el sistema bien si tenemos que importar el acero”.

Joachim Vogel apuntó que en los últimos dos años han traído a la región 18 proveedores completamente, todos ellos catalogados como Tier 2, de los cuales tres son 100 por ciento mexicanos.

Reconoció, sin embargo, que los proveedores mexicanos no están al nivel donde están otros proveedores globales, tanto en temas de productividad, desarrollo de procesos y de desarrollo de piezas junto con el cliente, siendo esas tres áreas de oportunidad donde hay potencial para proveedores mexicanos.

Con respecto a las compras, Vogel dio a conocer que este año Bosch alcanzará un volumen de 2.7 billones de dólares en la región, de los cuales casi 60 por ciento corresponderán a producción en México; y adelantó que, con las 28 plataformas nuevas que llegarán, esperan un aumento de más de un billón de dólares en los próximos cuatro años.