Home | Estadísticas - Extras | Caen 19.8% las ventas internas de vehículos nuevos en marzo 2009: AMIA

Caen 19.8% las ventas internas de vehículos nuevos en marzo 2009: AMIA

La profunda crisis que afecta a la industria automotriz a nivel mundial, refleja las dificultades financieras y económicas por las que atraviesan las principales economías en el mundo. Durante el primer trimestre de 2009 el mercado de Estados Unidos disminuyó 38.3%, la Unión Europea cayó 17.4% (preliminar) y el mercado en Japón decreció  32.4% durante este periodo.

 

En México, la situación económica adversa continúa afectando las perspectivas de los consumidores. De acuerdo a INEGI y Banco de México, el índice de confianza del consumidor en México tuvo una caída de 22.6 por ciento durante el mes de marzo de 2009 comparado con el mismo mes del año anterior.

 

Este índice incide directamente en la demanda de bienes durables, incluyendo las del sector automotor, explicando entonces la caída generalizada que se ha tenido en la demanda por vehículos nuevos durante los últimos 7 meses.

 

La demanda por vehículos ligeros nuevos en marzo experimentó una caída de 19.8% alcanzando una cifra de 64,242, acumulando 25.9% de caída durante el primer trimestre del año.

 

Con un volumen de 102,720 unidades en marzo 2009, la producción total de vehículos es 32.4% menor al mismo mes de 2008, esta disminución refleja la caída en la demanda nacional e internacional y el esfuerzo que continúan haciendo las empresas armadoras por reducir inventarios, incluyendo a través de paros técnicos. El acumulado al mes de marzo de 2009 fue de 291,800 vehículos ligeros, 40.7% inferior al registro del primer trimestre de 2008.

 

La exportación de vehículos mexicanos en marzo de 2009 fue -21.3% menor a la reportada en el mismo mes de 2008; el acumulado en el trimestre asciende a 230,725 vehículos y presenta un descenso de 40.6%.

 

La exportación a Estados Unidos totalizó 166,025 vehículos en el primer trimestre del año, representando un decremento de 39.8%, representando 72% del total de las exportaciones mexicanas de vehículos.

 

Las exportaciones enviadas a Europa, Asia y Latinoamérica también cayeron en el primer trimestre de 2009: 52.6%, 61.5% y 37.4%, respectivamente.

 

El mercado de vehículos ligeros en Estados Unidos en marzo de 2009, cayó 34.2%, acumulando una disminución en el primer trimestre de 2009 de 38.3%.

 

La difícil situación de la economía de nuestro principal mercado de exportación continua siendo adversa. Los problemas financieros, la caída en el índice de confianza del consumidor de ese país continúa afectando la demanda de bienes del sector automotor.

 

El reporte de Ward’s Automotive Reports de marzo 2009 reportó un volumen acumulado durante el trimestre de 2’197,239 vehículos vendidos, comparando con el primer trimestre de 2008 el mercado de EE. UU. cayó 38.3%. Los países exportadores al mercado del vecino país del norte siguen a la baja, nuestro país reportó una caída de 39.8% en sus envíos a ese país durante el primer trimestre del año.

 

Un indicador del desarrollo del mercado interno de un país, lo constituye el número de vehículos vendidos por cada 1000 habitantes.

 

Países como Alemania, Estados Unidos y Japón que no solo producen altos volúmenes de vehículos nuevos sino que tienen un elevado índice de PIB per cápita, se observa que el número de vehículos nuevos vendidos por cada mil personas en su mercado doméstico osciló entre 40 y 44 personas en 2008.

 

México por su parte, como país en vías de desarrollo, en 2004 vendía 10 vehículos por cada 1000 habitantes, es decir, casi la cuarta parte de las ventas en países con mercados considerados maduros. En Brasil y Argentina este indicador fue de 9 y 8 vehículos vendidos por cada 1000 habitantes, por debajo de las ventas que realizaba nuestro país.

 

Para 2008, Brasil y Argentina avanzaron considerablemente al lograr vender 14 y 15 por cada mil habitantes, un crecimiento de 56% y 87% en los últimos 5 años, respectivamente. Sin embargo, en el caso de México este indicador no solo no creció sino que muestra un retroceso al vender en 2008, 9 vehículos por cada 1000 habitantes, un retroceso de 10% en los últimos 5 años.

 

La diferencia en el comportamiento de este indicador lo explica la desmedida entrada de vehículos usados –principalmente de EE.UU- a nuestro país, los cuales alcanzaron la cifra de 4.5 millones en los últimos 4 años. Si agregamos la venta de autos usados importados en la gráfica podemos observar que estas importaciones explican la diferencia respecto a Brasil y Argentina.

 

México mantiene un mercado totalmente débil y sin crecimiento en los últimos 5 años, mientras que Brasil sigue teniendo un mercado en crecimiento y muy dinámico como se muestra en la lámina abajo.

 

La entrada de vehículos usados a nuestro país afecta al medio ambiente, la seguridad y nuestro parque vehicular, y representa en su mayoría un claro engaño al consumidor al adquirir vehículos usados que en su país de origen no tienen posibilidades de circular por sus pésimas condiciones físico mecánicas y de emisiones.

 

Urgen medidas que aseguren la calidad de los vehículos importados, tanto por su condición físico mecánica como por las emisiones, permitiendo a nuestro país negar la entrada a vehículos que en su país de origen hayan llegado al final de su vida útil. Esto permitirá un desarrollo más sano del mercado de vehículos nuevos en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *