Home | Carga - Secundarias | Canacar rechaza ampliación de programa demostrativo en el transporte transfronterizo

Canacar rechaza ampliación de programa demostrativo en el transporte transfronterizo

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) manifestó un rotundo rechazo a la ampliación de la vigencia del Programa Demostrativo de acceso al autotransporte de carga, promovido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) por ser violatorio de los acuerdos firmados en el Tratado de Libre Comercio entre México y Estados Unidos,  además de ser discriminatorio y parcial en su aplicación.

 

En días recientes la SCT remitió a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), el proyecto que establece la modificación de la vigencia de dicho programa hasta el próximo 28 de febrero de 2011.

 

La organización de autotransportistas no sólo expresa su desacuerdo por la ampliación del plazo, sino que se opone firmemente a cualquier tipo de programa demostrativo que ha evidenciado ser  un rotundo fracaso, que atenta contra el principio de reciprocidad y deja en total indefensión al autotransporte de carga nacional, señaló el organismo.

 

“Es incongruente que la SCT pretenda mantener el programa demostrativo, cuando el gobierno de Estados Unidos lo dio por concluido desde el 18 de marzo de 2009 e insista sostenerlo de manera unilateral con la posibilidad que empresas de transporte norteamericanas ingresen a nuestro territorio cuando los autotransportistas mexicanos se encuentran, en este momento, impedidos  de entrar a ese país”, señaló José Refugio Muñoz, director general de Canacar.

 

De este modo, Muñoz López exigió al gobierno mexicano adoptar medidas de presión más adecuadas como la de entablar una demanda legal por daños y perjuicios en contra del gobierno norteamericano, por negarse a dar cumplimiento a lo pactado en el TLC en materia de transporte transfronterizo, en el sentido de resarcir el daño ocasionado a la industria del autotransporte de carga nacional a lo largo 15 años, con la finalidad de destinar el monto económico al desarrollo, avance y modernización del propio sector.

 

De este modo, dijo, Canacar demanda firmemente al gobierno federal a hacer cumplir los acuerdos expresados en el TLC y pugna porque la frontera entre ambos países se abra de manera equitativa y en igualdad de condiciones, a manera de que se cumpla con la reglamentación para que los vehículos de carga crucen libremente en ambos sentidos.

 

Muñoz López exhortó a la SCT y Secretaría de Economía a adoptar medidas que verdaderamente protejan a los autotransportistas de carga, que constituye un sector clave en el desarrollo económico del país. 

 

En consecuencia, señaló que Canacar no avala las medidas tomadas por la Secretaria de Economía en lo relacionado con la determinación de cobrar un arancel a los productos de importación provenientes de EU.

 

“Estas sanciones por parte del gobierno mexicano de aplicar un arancel a productos estadounidenses con el método de carrusel, con el fin de presionar a Estados Unidos a cumplir con la liberalización del autotransporte, desde nuestro punto de vista no deja de ser sólo una medida publicitaria, porque los resultados que se esperan van a ser nulos y se verá con el tiempo”.

 

El directivo de Canacar manifestó que el Programa Demostrativo ha sido poco efectivo y únicamente ha quedado en “buena intenciones” por parte de las autoridades mexicanas, ya que en la actualidad, indicó, no existe ni una sola empresa tanto mexicana como norteamericana  que participe. “Desde su arranque en agosto de 2008, el programa ha reflejado ser  un rotundo fracaso, que sólo privilegia a unos cuantos y discrimina a la mayoría de los transportistas mexicanos”, apuntó Muñoz López.

 

El directivo dijo que esta nueva modalidad del servicio de autotransporte fronterizo de carga internacional entre México y EU, constituye la creación de una modalidad no prevista en la ley.

 

“El acuerdo no tiene sustento en el TLC, por lo que crear esta modalidad no prevista es una modificación o una enmienda, que previamente debió haber sido suscrito por el Presidente de la República con su homólogo  de Estados Unidos y con la aprobación del Senado, a fin de que la SCT pudiera, con beneplácito de dichas instancias, realizar las modificaciones respectivas”.

 

         En marzo de 2009 tan sólo se registraron en el programa 27 empresas mexicanas con 104 unidades y 10 empresas estadounidenses con 52 vehículos, cifra muy por debajo de la expectativa de 100 empresas por cada país y hasta mil camiones circulando en la región. En lo referente en la evaluación de dicho programa, sólo ha sido realizada por Estados Unidos, en la que únicamente se evaluó el comportamiento de los camiones que cruzaron a su territorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *