Home | Automotriz | Certificaciones, claves en el éxito del sector automotor: TÜV Rheinland México

Certificaciones, claves en el éxito del sector automotor: TÜV Rheinland México

De acuerdo con información de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) en el último año la venta de automóviles en nuestro país creció 19%; lo cual implica que tanto fabricantes de autopartes como armadoras, deben cumplir con los más estrictos controles de calidad.

En el 2014 ProMéxico reportó que la industria automotriz representó 17% del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero de nuestro país; consolidándose como uno de los sectores más importantes de nuestra economía.

Cabe destacar que dos, de las cinco principales armadoras a nivel latinoamericano, se encuentran en México, específicamente en Puebla y Aguascalientes. Según la estadística de ProMéxico, hay un total de 24 plantas automotrices dedicadas, desde el ensamblaje hasta el estampado de vehículos.

A decir de Luis Cerecedo, director de Operaciones Systems de TÜV Rheinland México; entre los factores que pueden frenar el desarrollo de este sector destacan los relacionados a las fallas en manufactura y procesos de armado.

El directivo señala que por medio de organismos certificadores como TÜV Rheinland México, se puede garantizar la calidad y seguridad, así como de la evaluación de procesos. Ejemplo de ello son los materiales que proporcionan los proveedores, los cuales deben pasar por elevados controles de calidad que garanticen el buen funcionamiento una vez ensamblados.

Asimismo subraya la necesidad de implementar la Norma ISO/TS 16949, diseñada para cumplir con los requisitos del sector automotriz, a fin de evitar los llamados casos de revisión o recalls, que ocurren cuando los defectos de fabricación obligan a las armadoras a sustraer miles de vehículos del mercado y exponerlos a controles de calidad.

La certificación de dicha normativa aplica sólo al sitio de manufactura; el cumplimiento con esta norma se enfoca también en la satisfacción del cliente.

Y su implementación permite cumplir con las especificaciones necesarias para el desarrollo de productos, fabricación y en los casos en los que procede, ensamble y mantenimiento del producto.

La Norma ISO/TS 16949 se basa en los requisitos de ISO 9001 además de adicionar requerimientos específicos que demanda el sector automotriz.

La implementación de esta Norma ayuda a los proveedores de componentes para el sector automotriz, a mejorar continuamente su sistema de gestión y la calidad de sus procesos, mediante la optimización de recursos, además de obtener reconocimiento a nivel internacional.

El proceso de certificación ISO/TS 16949 se desarrolla en seis pasos:

  1. Auditoría preliminar/pre auditoría (opcional)
  2. Fase 1/Auditoría en sitio
  3. Fase 2 – Auditoría de certificación
  4. Emisión del certificado
  5. Auditorías de seguimiento

6. Renovación de la certificación