Home | Estadísticas | Cierra 2020 con balance negativo en venta al menudeo de vehículos pesados: AMDA

Cierra 2020 con balance negativo en venta al menudeo de vehículos pesados: AMDA

En diciembre 2020, el total comercializado al menudeo fue de 2 mil 984 unidades, lo que significó un incremento de 16.9% con respecto al mes inmediato anterior, este desempeño representa a la venta de 431 unidades adicionales en comparación a noviembre del 2020.

Con este resultado se confirma la tendencia de un incremento lento en la venta de vehículos comerciales pesados, después de la caída que se presentó en abril y mayo. En comparación con el total acumulado, se tiene una disminución del 35.39%, una comercialización total de 27 mil 020 unidades lo que indica una diferencia de 14 mil 933 unidades en el 2020 respecto al 2019.

Señaló lo anterior Guillermo Rosales, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, AMDA, en su reporte mensual en conjunto con la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones, ANPACT, y agregó que con el resultado de diciembre de las 2 mil 984 unidades, en comparación con diciembre del 2019, se tiene una caída del 22.55%, equivalente a 869 unidades menos.

Por segmento, explicó, el acumulado anual señala una disminución de 31.16% en los vehículos de carga y con una comercialización de 23 mil 316 unidades; mientras que el segmento de pasajeros cayó 54.17%. En lo que corresponde a tractocamiones, se enfrentó una caída de 38.74% en el 2020.

La proyección que se tiene para el 2021 asciende a 30 mil 014 unidades, lo que llevaría a un crecimiento de 13.4% con respecto al 2020. En esta perspectiva, dijo, es importante anotar que no se está considerando el rubro de autobuses integrales, foráneos, para el transporte de pasajeros, ya que este tipo de vehículos no son distribuidos por la red de empresas afiliadas a la AMDA, sino directamente por los fabricantes y por lo tanto quedan excluidas de las estimaciones del organismo.

Durante el periodo enero-diciembre todas las marcas presentaron disminuciones, la mayor fue de Freightliner con 3 mil 343 unidades menos, es decir -29.3% con respecto a 2019 mientras que Hino tuvo la menor contracción con 9 unidades menos respecto del mismo periodo. Kenworth e International tuvieron una reducción de 3 mil 33 y 2 mil 927 unidades, respectivamente, y una disminución de -31.3 y -38.5% contra similar periodo de 2019.

De las 13 marcas que reportaron resultados, dos obtuvieron resultados positivos en diciembre: Freightliner (9.7%) y Volvo Buses (1.2%); mientras que Dina se mantuvo en similar nivel de 2019.

Las cinco principales marcas del mercado de vehículos comerciales pesados concentran el 85% del total de las ventas en México. Con este resultado, se mantiene la participación que se ha observado a lo largo del año; carga representa el 86% del total en tanto los vehículos para el transporte de pasajeros representan el 14% del mercado mexicano.

Haciendo un desglose de las cifras del INEGI, por fuente de energía, México continúa siendo un mercado movido por diésel, “ahí tenemos un 99% en cuanto a la fuente de energía dentro del total de las ventas; sin embargo, hay que observar que ya hay presencia de vehículos híbridos, aunque representan el 0.9% se destaca que en comparación con el año pasado mostraron un incremento de 2.4%”.

También, agregó Rosales, hay disposición de vehículos a gas natural vehicular que al igual que los híbridos, tienen una participación menor dentro del total de las ventas, pero de forma gradual vendrán incrementando su presencia en el país.

Conforme a las expectativas de las instituciones financieras, tanto públicas como privadas y analistas en economía, “prefiguran que México tendrá en el 2021 una línea de lenta recuperación, conforme al dato que estamos recogiendo para la elaboración de nuestro modelo econométrico, incluimos la expectativa de un crecimiento del 3.6% en el PIB y una inflación dentro del rango objetivo del Banco de México de 3.5%.

“En ello está basada la previsión de crecimiento cercano al 13% para el mercado de vehículos comerciales pesados, es un dato positivo después del 2020, pero insistimos continuará la condición de dificultad para el sector de la distribución de éstos, toda suerte que estará lejos de lograrse los niveles de venta previos al año pasado.

“Por ello de manera vinculada tanto con ANPACT como con las cámaras y asociaciones del sector transporte organizado del país, seguiremos de cerca la agenda que impide tener un mejor control de la importación  de vehículos usados tanto de carga como de pasaje, es una buena noticia la ratificación de la publicación del decreto que regula la importación definitiva de vehículos usados en diciembre pasado, las fracciones arancelarias contempladas incluyen a los vehículos comerciales pesados de carga y pasaje, sin embargo, el orden general, las medidas contempladas en el decreto son insuficientes para evitar la entrada de dichos vehículos.

“En breve estaremos requiriendo a las diferentes dependencias incluidas dentro de la regulación, como son las secretarias de Economía, de Hacienda, el SAT, Semarnat, que busquemos alternativas regulatorias para frenar la ascendente entrada de vehículos que están desplazando al mercado nacional; además de darle seguimiento, como industria, al diésel de ultra bajo azufre. Fue un logro importante postergar la vigencia de la NOM 044.”