Home | Carga - Principal | Contingencia sanitaria, oportunidad para repensar los negocios

Contingencia sanitaria, oportunidad para repensar los negocios

La contingencia sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19 es una oportunidad para repensar los negocios, ver qué se viene mañana, cuáles son las ventajas competitivas y la manera de explotarlas, así lo consideró Juliana Sarmiento, cofundadora de EnvíoClick, plataforma logística de envíos.

Al participar en una plática virtual organizada por RD Station, empresa especializada en el desarrollo de software para Pymes, Sarmiento consideró que la pandemia del COVID-19 es una oportunidad para los emprendedores de Latinoamérica, pues les puede ayudar a avanzar en la adopción de nuevas tecnologías.

En la plática, moderada por Helmuth Cepeda, vicepresidente de Expansión Internacional de RD Station, Juliana Sarmiento advirtió que hoy en día, el 80 por ciento de la decisión de compra de una persona ya sea en una empresa off-line, pero mucho más en una empresa on-line se basa en cinco factores, de los cuales, tres recaen completamente en su operación logística.

La directiva comentó que el primero de esos puntos es el surtido del producto, es decir, que lo que busque el cliente lo encuentre de una forma fácil y que su contenido sea lo suficientemente gráfico, para que esté seguro de lo que está comprando.

El segundo punto es la entrega, que debe ser rápida y con una fecha precisa; mientras que el precio es el tercer punto, “y aquí es interesante porque el producto que el cliente quiere y en los días que quiere, el precio se vuelve medianamente irrelevante”.

El cuarto punto es la seguridad en la entrega. El cliente debe estar seguro de cuándo le va a llegar y debe conocer de alguna incidencia en el tiempo de entrega. “Y por último, pero no menos importante, es el cumplimiento de la entrega final”, dijo la directiva, quien indicó que “tres de los cinco puntos que hacen tomar la decisión de compra recaen sobre la logística, es ahí en donde tenemos un factor adicional”.

La ponente añadió que, si una empresa no considera los puntos señalados, el cliente puede decepcionarse y eso puede influir, no solo en la decisión de compra, sino también en la recompra, en que el cliente vuelva y utilice la plataforma o empresa en la que compró.

En ese sentido Juliana Sarmiento consideró que para tener una logística eficiente, hay dos vías: “La primera es contratar muchas manos que hagan posible esa experiencia, lo cual resulta caro y no es rentable”, además de que aquí se incurre en muchos errores que, al final, repercuten otra vez en una mala experiencia.

La segunda vía es invertir y desarrollar en tecnología, “en la que hoy en día la mayoría de las empresas en Latinoamérica no son expertas y que les va a costar un poquito más para llegar ahí”; sin embargo, la tecnología le permite tener procesos logísticos 100 por ciento automatizados, tarifas competitivas y asegurar una entrega en tiempo y forma.

Sarmiento insistió que el gran reto para muchas empresas latinoamericanas es la logística; por ejemplo, una empresa puede llegar a durar entre seis meses a un año y medio encerrado en una negociación con una empresa de mensajería y, dependiendo de su volumen, va a tener tarifas competitivas o no.

Posteriormente se tiene que ver el asunto de la recolección de los paquetes, lo que implica tiempo, “y lo peor de todo es que tenemos que tener equipo enorme”, porque la principal consulta del cliente con la empresa es para llamar a preguntar dónde está su paquete o, en el peor de los casos, para llamar con una experiencia muy decepcionante.

La cofundadora de EnvíoClick aseguró que todo este proceso hace que perdamos competitividad, sobre todo por los jugadores que están llegando desde fuera, “y la única manera en llegar a la competitividad yo creo es con la teoría de juntos somos más”.