Home | Estadísticas - Principal | Derrumba IETU desempeño de los fabricantes de camiones en México durante 2007

Derrumba IETU desempeño de los fabricantes de camiones en México durante 2007

Cuando se esperaba que 2007 fuera el mejor año en la historia de la fabricación de camiones y autobuses en México, la entrada en vigor en este 2008 del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), derrumbó las tendencia del sector y provocó resultados negativos en producción y exportación de unidades, así como una importante reducción en los niveles de venta en el mercado interno.

 

La Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), informó que las exportaciones de unidades pesadas mexicanas durante el año pasado fueron de 39,906 vehículos, es decir 10,496 menos que en 2006, propiciando con ello una caída del 20.8%.

 

Mientras en 2006 el 82.3% de las exportaciones se destinaron a Estados Unidos, el año pasado éstas representaron sólo el 59.4%, lo que es un claro reflejo de la contracción que vivió todo 2007 el mercado estadounidense, establece el organismo.

 

En el año, casi todos los segmentos del autotransporte de carga y pasaje, con excepción del rubro de construcción, presentaron reducciones, siendo las más notorias las de camiones de carga y tractocamiones, con una reducción de 23 puntos, en tanto que los chasis pasaje tuvieron una disminución de 16 puntos.

 

“Sin duda la actividad exportadora de esta industria se encuentra entrampada; el panorama para 2008 en este momento no es claro, tomando en cuenta las perspectivas económicas de Estados Unidos.

 

“Las más reciente previsiones económicas ubican un crecimiento en su PIB del 2.0%, con el riego de recesión, lo cual tendría un efecto directo en la demanda de camiones mexicanos”, considera el área de estudios económicos de la ANPACT.

 

Producción

 

En materia de producción de vehículos de autotransporte, los resultados finales del 2007 presentaron un ensamble de 86,342 unidades, es decir 5,942 menos que el año previo y por lo tanto una reducción del 6.4%, debido a los resultados del último bimestre del año.

 

Cabe decir que desde 2001 México no presentaba una caída en el ensamble de vehículos pesados, informa la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones.

 

El descenso en la producción durante el año fue prácticamente general, siendo más fuerte el caso de los autobuses, seguido de chasis pasaje, camiones de carga y tractocamiones. El único segmento que creció fue, al igual que en la exportación, el de construcción.

 

El organismo privado explica que en materia de producción se observaron dos fases durante el 2007: La primera, que duró del inicio del año hasta mayo, donde los volúmenes superaron a los correspondientes a 2006, posteriormente la tendencia cambio radicalmente teniendo resultados negativos por siete meses de manera consecutiva.

 

“El volumen más alto correspondió a enero y el menor a diciembre, es decir, empezamos bien y terminamos muy mal”, establece el organismo que preside Juan José Guerra Abud.

Mercado interno

 

Por último, el mercado nacional tuvo a lo largo del año anterior un crecimiento con respecto al 2006, a pesar de lo cual éste fue significativamente menor al esperado, debido al desempeño en la venta de unidades pesadas en los últimos dos meses del año.

 

A pesar de que el mes de octubre todavía presentaba números positivos, las escasas ventas de noviembre y diciembre dieron como resultado un crecimiento anual de la mitad de lo esperado.

 

Por segmentos, se presentaron resultados divergentes, ya que mientras los camiones de carga, tractocamiones y construcción registraron cifras positivas, los chasis pasaje y autobuses tuvieron caídas importantes en sus ventas en el mercado mexicano.

 

Al respecto, Guerra Abud manifestó que sin duda alguna el IETU generó una considerable incertidumbre a la industria del autotransporte mexicano. “Para nuestra industria, 2007 no puede considerarse como un año positivo”, dijo.

 

ANPACT espera 2008 con un panorama poco alentador tanto para las exportaciones como para el mercado interno, especialmente ante la entrada en vigencia del capítulo del TLCAN en el 2009 en lo respecta a la importación de vehículos usados provenientes de Estados Unidos y Canadá, así como por el cambio en la normatividad de EPA98 o EURO III a EPA04 o EURO IV a partir de julio de 2008.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *