Home | Automotriz | El nuevo MINI crossover obtiene la más alta calificación en prueba

El nuevo MINI crossover obtiene la más alta calificación en prueba

El MINI Countryman abre nuevos caminos al demostrar que se puede conservar la diversión al conducir, característica típica de la marca; y al mismo tiempo convertirse en un punto de referencia en términos de seguridad.  El primer modelo MINI con cuatro puertas, ha obtenido la calificación de 5 estrellas en los resultados más recientes de la prueba de impacto Euro NCAP. 

 

Este programa de evaluación mundialmente reconocido, se hizo más estricto después de añadir más criterios a su análisis en 2009. El MINI Countryman se desempeñó convincentemente gracias a su amplio equipamiento de seguridad de serie, diseñado para garantizar de manera efectiva la integridad física de los ocupantes, tanto adultos como niños, en distintos tipos de choque.

 

Junto con los altos niveles de seguridad activa y pasiva, diseñados para reducir el riesgo de lesiones dentro del MINI Countryman y sus medidas de protección a peatones, desempeñaron un papel importante para conseguir esta calificación superior.

 

Una de las pruebas de espacio para los pasajeros en Euro NCAP, considera un impacto frontal a una velocidad de hasta 64 km/h, y el MINI Countryman demostró ser extremadamente estable. Independientemente del tamaño y posición en que se encuentren sentados los pasajeros, solamente se detectó un ligero riesgo de lesión. 

 

El MINI Countryman obtuvo el número máximo de puntos en protección de ocupantes en un contacto lateral; mientras que los expertos de la Euro NCAP calificaron como bajo el riesgo de lesión a las vértebras cervicales en un embate trasero. 

 

Por otro lado, los resultados de la evaluación de impacto fueron igualmente positivos cuando fue el turno del uso de sistemas de asientos para niños de tres años y 18 meses de edad.  Tanto en choque frontal como lateral, se registró una posición estable con movimientos mínimos de la cabeza al momento del golpe.

 

El alto grado de protección de los ocupantes del MINI Countryman se basa en un concepto de seguridad holística que se aplica a todos los modelos de la marca. Las estructuras de carga-camino en la sección del piso, miembros laterales, mampara así como parte frontal y trasera del vehículo, están coordinadas de tal modo que la fuerza de impacto se distribuya a varios puntos de la carrocería y de esta manera no alcance el espacio para los pasajeros.

 

Entre el equipo de protección para pasajeros dentro del MINI Countryman se encuentran bolsas de aire frontales y laterales, bolsas de aire tipo cortina superiores que abarcan ambas filas de asientos; cinturones de seguridad de tambor de inercia de tres puntos para todos los asientos y accesorios ISOFIX para fijar las sillas para niños en la parte trasera.

 

Los asientos frontales cuentan con tensores y limitadores de fuerza para los cinturones de seguridad, mientras que la columna de dirección de protección del MINI Countryman incluye también un elemento de deformación en la estructura de la carrocería, sistemas de restricción y componentes electrónicos perfectamente coordinados para minimizar las consecuencias de cualquier tipo de impacto.

 

La tecnología que contribuye a la seguridad activa del MINI Countryman incluye Dynamic Stability Control (DSC), incluido de serie.  Este sistema, no sólo incluye frenos ABS anti-bloqueo sino también Electronic Brake Force Distribution (EBD), Cornering Brake Control (CBC), Brake Assist y Hill Assist.  El MINI Countryman posee también de serie un indicador Runflat; este sistema monitorea los neumáticos y utiliza una señal visual en el display de la computadora abordo para alertar al conductor sobre cualquier tipo de daño a los neumáticos.

 

El procedimiento de evaluación del NCAP (Programa de Evaluación de Autos Nuevos) es considerado uno de los más rigurosos del mundo que se aplica a automóviles  recién lanzados al mercado. Gobiernos, clubes automovilísticos y asociaciones de consumidores en toda Europa,  reconocen a este estudio como el punto de referencia en seguridad en impactos de vehículos. El perfil incluye tres choques, frontal, lateral y uno contra un poste de acero, también lateral.

 

Más allá de estas consideraciones, la Euro NCAP también concede gran importancia a la protección de peatones. El MINI Countryman toma en cuenta estas exigencias a través de elementos de su carrocería, formada con estructuras que ceden en la parte frontal del auto y que ayudan a reducir el riesgo de lesiones a peatones y ciclistas. Los conductores de la prueba otorgaron el número máximo de puntos por la defensa y los elementos frontales en relación con el riesgo de lesiones a la cabeza en niños en caso de choque.

 

       De la gama actual de modelos MINI, el MINI Countryman es el segundo en ser sometido a la prueba de impacto Euro NCAP y en llevarse inmediatamente la calificación de 5 estrellas. Previo a este, el MINI Cooper ya había obtenido la codiciada calificación máxima por los evaluadores independientes de las pruebas del NCAP; gracias a sus elementos de seguridad integrales incluidos de serie y su ejemplar comportamiento en diversas situaciones de impacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *