Home | Entérese - Secundarias | Entre agosto y septiembre podrían ingresar los primeros autotransportistas mexicanos a EU

Entre agosto y septiembre podrían ingresar los primeros autotransportistas mexicanos a EU

“No veo el futuro de México fuerte y próspero, sin el apoyo de la Canacar, sin estas 10 mil empresas afiliadas al organismo, sin esas 150 mil unidades con placa federal de esta cámara que mueven a México y mueven a Guanajuato. Ustedes son los que generan el empleo en el país y en el Estado y necesitan y merecen un gobierno amigo, aliado de los hombres y mujeres de empresa”.

 

         Aseguró Juan Manuel Oliva Ramírez, gobernador de Guanajuato, invitado especial a los trabajos de la Asamblea General Ordinaria 2011 de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), y quien agregó que en cuatro años y medio existen 513 kilómetros de carreteras nuevas y regeneradas para mayor eficiencia en el transporte.

 

         Al dirigirse a Juan Carlos Muñoz, presidente de la Canacar, dijo estar en espera del  plan ejecutivo para los dos proyectos que tendrá la cámara en dicha localidad: El programa de paraderos seguros, uno en el Puerto Interior Guanajuato, entre Silao y León, otro en la autopista Salamanca-Celaya y el tercero en el tramo de San José Iturbide en la carretera autopista 57, un área que tendrá gasolinera, hoteles, tiendas convencionales, comercio y seguridad para los transportistas.

 

         Y el segundo, el proyecto ejecutivo para el centro de capacitación. En este momento, dijo, existe una alianza entre Canacar y el gobierno del Estado a través del Instituto de Capacitación de la Secretaría de Desarrollo Económico y la Universidad Tecnológica de León. “Ya estamos capacitando a operadores, apoyando a empresas a certificarse en la Empresa Mexicana de Acreditaciones y estamos listos para que en el terreno que se decida, poner la pista de pruebas y los simuladores para la capacitación”.

 

         En su momento el secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez Jácome, quien asistió en representación del presidente de México, Felipe Calderón, se refirió a la publicación del Reglamento de Paquetería y Mensajería en el Diario Oficial de la Federación.

 

         Dijo reconocer que la expedición de la normatividad  llega con un retraso de algunos años, sin embargo, este es un buen momento de anunciarlo. Conforme al nuevo reglamento, el servicio auxiliar de paquetería y mensajería deberá contar con el permiso de la SCT, podrá prestarse en vehículos de hasta 11 toneladas y el peso de los paquetes no podrá exceder de 31.5 kilogramos.

 

         Con estas dimensiones establecidas, señaló el funcionario, el servicio se prestará en condiciones de mayor claridad y certidumbre.

 

         Recordó que el transporte es la sexta rama económica más importante del país y entre las 73 en que se dividen las estadísticas económicas nacionales. Dentro de este sector, el autotransporte de carga es el de mayor tamaño y dinamismo, es responsable de 56% de la carga que se moviliza en el territorio nacional; 83% de la que se mueve por transporte terrestre y 70% del comercio que se sostiene con Estados Unidos.

 

         “Gracias a la participación de los representantes de ustedes, al diálogo constante que hemos sostenido, a las propuestas e inquietudes que nos han transmitido, el acuerdo que anunciaron los presidentes de México y Estados Unidos el pasado 3 de marzo, se basa en la reciprocidad.

 

         Explicó que el acuerdo se aplicará en tres fases de manera gradual, sin tope en el número de participantes y sin los límites geográficos que confinaban a la franja fronteriza a la presencia de los autotransportistas mexicanos.

 

         Esta alternativa será complementaria del sistema actual de transferencia de carga en la frontera. Este acuerdo reconoce básicamente la capacidad de las empresas mexicanas, de los conductores y sus equipos para competir equitativamente con sus contrapartes de Estados Unidos.

 

         En esta nueva época, resaltó Pérez Jácome, deben esperarse nuevas inversiones, renovación de vehículos, conductores mejor capacitados e incremento en las áreas de negocio de las empresas del autotransporte y por lo tanto también en el empleo que generen.

 

         Estimó que entre agosto y septiembre de este año, ingresarán a Estados Unidos los primeros autotransportistas mexicanos con las reglas de este acuerdo.

 

         A propuesta de la Canacar, se formará un grupo de trabajo que se reunirá periódicamente para dar seguimiento a la operación del programa en cada una de sus etapas. Un programa que se aplicará con reglas espejo para los transportistas de Estados Unidos que deseen entrar a México.

 

         El acuerdo permitirá reducir costos en la cadena de logística, lo que a su vez hará más competitivas nuestras exportaciones. En un contexto de crecimiento, este efecto positivo se traducirá en mayor inversión y en más empleos.

 

         Desde hace nueve meses, indicó, se aplica la norma de peso y dimensiones y se verifica su cumplimiento mediante operativos que realiza personal de la dependencia, con auxilio de la Policía Federal. Esta norma nos ayuda a proteger la inversión realizada en el programa carretero federal.

 

         Antes de 2007 operaban 23 básculas  portátiles y 13 centros fijos de peso y dimensiones. Entre 2009 y 2010 se adquirieron 71 básculas móviles. El año pasado se construyeron 53 nuevos centros.

 

         “Con su participación avanzamos también en la verificación de las condiciones físico-mecánicas del autotransporte. A la fecha hemos autorizado 94 unidades de verificación de las propias empresas del autotransporte, que contribuyen a la eficiencia del mismo y a su propia seguridad. Estimamos a finales de año llegar a 397 unidades”.

 

         Al referirse a la introducción de vehículos usados a nuestro país, Pérez Jácome señaló que la dependencia a su carga trabaja en conjunto con las secretarías de Hacienda y Crédito Público, Economía y Medio Ambiente y Recursos Naturales, para que los vehículos que se importen no sean fuente de contaminación y no se fomente con ello la participación en el mercado de transportistas fuera de las normas.

 

         Se continúa buscando alternativas para dar impulso al tema de chatarrización, aseguró, y en la medida que la flota de carga se modernice, el sector obtendrá mayores utilidades y los usuarios mejor servicio. El número de vehículos chatarrizados ha ido en aumento y recordó que en 2004 inició con la destrucción de 405 unidades que para 2010 se incrementó a 3,400 vehículos, lo que representa un crecimiento promedio anual de 132, finalizó el funcionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *