Home | Automotriz | Escuadrón de Detección de Fugas de Aire Nissan permite ahorro energía entre otros

Escuadrón de Detección de Fugas de Aire Nissan permite ahorro energía entre otros

 

Smyrna, Tennessee. – 2 de noviembre de 2012 – Las instalaciones de fabricación de Nissan en Norteamérica implementa cambios para reducir la cantidad de energía que utilizan. Se han comprometido a reducir su consumo total de energía en 25% en diez años. Se trata de una medida destinada a ayudar al medio ambiente.

 

         Para ello han desplegado un escuadrón de detección de fugas de aire. Los empleados en cada planta tienen como único trabajo encontrar y corregir los desperdicios de aire comprimido. Esta es una de las mayores formas de energía desperdiciada en las plantas, incluso por encima de la electricidad.

 

         “De hecho, es una de nuestras utilidades más costosas. Tenemos nueve compresores de gran tamaño que nos proveen de aire comprimido aquí en nuestra planta de Smyrna”, dijo Jason Walkins, Coordinador de Seguridad de Nissan. “El aire comprimido mantiene las prensas de estampado en funcionamiento. Se utiliza para aplicar la pintura y también alimenta a varias herramientas utilizadas en el proceso de fabricación.

 

         “Hay literalmente millas de manguera en toda la planta que llevan aire comprimido a miles de dispositivos. Y en el camino frecuentemente se producen fugas de aire, lo que puede producir un escape de entre 20% a 30% de aire comprimido”.

 

         El arma clave del equipo en esta lucha es una herramienta de detección de fugas de aire. El dispositivo es esencialmente un micrófono de alta potencia que detecta y transforma los sonidos inaudibles de fugas de aire comprimido en los que un operador puede escuchar con auriculares, y leer en los niveles de decibeles.

 

         Smyrna recién amplió su programa de detección de fugas de aire a sus departamentos de carrocerías y chasis. Y a este paso van a seguir creciendo en el nombre de la eficiencia energética.

 

         “Cuando se utiliza esta herramienta eficazmente se podría ayudar a conseguir 25% de reducción en diez años”, dijo Watkins. “Ahora buscamos la comunicación con nuestro línea de producción de camionetas y conseguir que se utilice también ahí”.

         De acuerdo con Nissan, desde que empezaron con el programa de reparación de fugas de aire comprimido en América del Norte, el año pasado sus plantas localizaron y repararon más de 3,500 fugas de aire. El ahorro de aire comprimido fue equivalente a alrededor de 8,000 toneladas de emisiones CO2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *