Home | Entérese - Proveedores | ESP® de Bosch, avance para la seguridad vial

ESP® de Bosch, avance para la seguridad vial

En 1995 una carretera mojada y una maniobra brusca podría haber provocado una caída en una zanja o estrellarse contra una barrera de seguridad, con resultados graves o fatales; sin embargo, desde entonces Bosch encontró una solución con el programa de estabilidad electrónica ESP® que junto con Daimler-Benz lanzó por primera vez en los vehículos de la Clase S.

Hoy, 25 años después, investigadores de accidentes de Bosch estiman que sólo en la Unión Europea este sistema ha salvado alrededor de 15 mil vidas, además de prevenir cerca de medio millón de accidentes. Junto con el cinturón de seguridad y las bolsas de aire, ESP® es uno de los salvavidas más importantes en un vehículo.

“ESP® es un ejemplo de lo que queremos decir con “Innovación para tu vida”. Bosch ha mejorado continuamente su sistema antiderrapante y ha producido más de 250 millones de éste. A nivel mundial, el 82% de todos los vehículos nuevos están equipados con ESP®”, señaló Harald Kroeger, miembro de la junta directiva de Bosch.

En México, Bosch produce el ESP® desde hace cuatro años en su planta de Aguascalientes donde también se manufacturan otros sistemas de frenado como el ABS y el iBooster. Todos ellos para el mercado norteamericano.

Este sistema puede prevenir hasta el 80% de todos los accidentes por derrape, ya que interviene especialmente cuando las carreteras están mojadas o heladas, al evadir obstáculos inesperados como el cruce de animales en la carretera o al conducir en una curva demasiado rápido. Combina las funciones del sistema antibloqueo de frenos ABS y el de control de tracción TCS.

Pero hace mucho más. El sistema antiderrapante utiliza información sobre la dinámica del vehículo, para detectar si se dirige en la dirección que indica el conductor; si hay una discrepancia, entonces interviene ESP®. Los sensores inteligentes ayudan a comparar el ángulo de dirección y la trayectoria del vehículo 25 veces por segundo. Si difieren, el  ESP® reduce el torque del motor y frena las ruedas individualmente. 

Menos accidentes, menos lesiones, menos muertes: los legisladores también han reconocido los beneficios de ESP® y lo convirtieron en una característica obligatoria de los vehículos en muchas partes del mundo La experiencia de Europa muestra que, si la proporción de vehículos con el sistema aumenta, el número de accidentes disminuye. 

Bases para la conducción automatizada

Bosch ofrece sistemas ESP® personalizados para todos los tipos de cadena de transmisión, desde motores de combustión a motores eléctricos y para vehículos de todo tipo. Al mismo tiempo, ESP® es la tecnología básica para muchos sistemas de asistencia al conductor, así como para la conducción automatizada con la que Bosch persigue su visión cero.

Ya sea nueva o probada, las tecnologías de Bosch alertan y respaldan a los conductores en situaciones críticas. Y cada vez más, están en condiciones de asumir tareas monótonas y fatigantes. Ya sea con o sin conductor al volante, Bosch también evitará accidentes en el futuro.