Home | De buena fuente | Estima ANPACT la venta de 23,000 vehículos de carga este año

Estima ANPACT la venta de 23,000 vehículos de carga este año

Este 2020 en México se venderán 23,000 vehículos de carga, “si no se hace absolutamente nada” por apoyar a los transportistas como estímulos verdes, chatarrtización o financiamiento; estimó Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Al participar en el 5° Foro Latinoamericano de Productividad Mobil, subrayó la importancia del sector transportista, encargado del 56 por ciento de la carga a nivel nacional, 71 por ciento del valor de las mercancías del comercio exterior hacia Estados Unidos y prácticamente el 100 por ciento de las mercancías de reparto y distribución; además, mueve al 96 por ciento de los pasajeros entre entidades federativas, al 27 por ciento de los estudiantes y 41 por ciento de los trabajadores.

Nuestro país, dijo, es el cuarto exportador de vehículos pesados a nivel mundial, el sexto productor de vehículos de carga y primer exportador de tractocamiones en el mundo; su importancia es tal que es responsable del 6 por ciento del PIB nacional y de este sector dependen 2.5 millones de personas de manera directa.

Al hablar sobre las cifras de producción, Miguel Elizalde indicó que en 2019 se fabricaron 198,000 unidades, motivada principalmente por el mercado de exportación; sin embargo, el mercado interno siempre ha sido el gran reto, sobre todo este año: “El último año colocamos alrededor de 42,000 unidades y vemos que casi se importaron 10,000 vehículos usados de Estados Unidos de hasta 16 años de antigüedad”.

El presidente de ANPACT explicó que, de acuerdo con un estudio hecho por la asociación y la Facultad de Economía de la UNAM, el mercado interno tiene un potencial para estar arriba de las 67,000 unidades, de ahí la importancia de implementar acciones como el cierre a vehículos chatarra de Estados Unidos.

La situación es grave para el segmento de carga, pero es aún más crítica para el segmento de pasaje, que ya lleva dos meses en los que se han importado más vehículos usados que los que se venden nuevos, al respecto, Elizalde advirtió: “De esta manera no vamos a poder mejorar el transporte urbano en público, ¿qué se necesita hacer?, actualizar el acuerdo ambiental y que sólo se permita importar vehículos de la tecnología más reciente o vigente en México”.

El directivo retomó el tema de la Norma 044 que regula las emisiones contaminantes de los vehículos con motores a diésel y que hace obligatoria la adopción de tecnologías, los que requieren de diésel de Ultra Bajo Azufre (UBA); sin embargo, al no estar disponible este combustible en territorio nacional, no es posible utilizarlas.

De acuerdo con un muestreo realizado por ANPACT y otras asociaciones, en el 2018 la cobertura de diésel UBA era del 81 por ciento, pero en 2019 bajó al 75 por ciento y, aunque se estima que para los próximos años aumente su disponibilidad, todavía Pemex no ha hecho los ajustes necesarios; se estima que se requieren 4,000 millones de dólares para tener todas las refinerías al 100 por ciento con diésel de Ultra Bajo Azufre.

“Mientras no se tenga de manera obligatoria en todo el país el 100 por ciento de diésel de Ultra Bajo Azufre, no podemos avanzar a la tecnología más avanzada. Y aunque ya se aprobó que las tecnologías Euro V y EPA 07 pueden convivir con Euro VI y EPA 10 hasta finales del 2021, el problema de disponibilidad de diésel UBA sigue vigente”.

Para Miguel Elizalde la solución tiene que ser integrar cinco puntos: Esquema de chatarrización, esquemas de financiamiento, profesionalización del transportista, actualizar el marco regulatorio y supervisión del marco.