Home | Entérese | “Etiquetan” carriles de Insurgentes en demanda de ciclovía permanente

“Etiquetan” carriles de Insurgentes en demanda de ciclovía permanente

Con la intención de informar y generar conciencia sobre las implicaciones que cada forma de trasladarnos tiene para nuestra salud y la del planeta, activistas de la Coalición Cero Emisiones (CCE) y aliados de Iniciativa Climática México y del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), etiquetaron carriles de la avenida Insurgentes al cruce con eje 7 sur. 

Con los mensajes Alto en CO2 (Dióxido de carbono), para el carril de autos; Bajas emisiones, para el del Metrobús y Alto en salud, para el de Ciclovía, los integrantes de la CCE recalcaron su demanda de que las ciclovías puestas en marcha de manera emergente -como una medida para evitar las aglomeraciones de las personas en el transporte público ante la pandemia por COVID-19- se vuelvan permanentes. 

“Aunque muchas personas recurren al auto como una escapatoria a la posibilidad de contagios, las autoridades no están informando con claridad sobre las consecuencias de su uso masivo”, advirtió Víctor Alvarado de la organización El Poder del Consumidor. 

La Ciclovía de Insurgentes es un claro ejemplo de la viabilidad de contar con más de esta infraestructura urbana. De acuerdo con los datos publicados en el informe Ciclovía Insurgentes. Un análisis social para su permanencia (1), de junio a agosto la ciclovía registró un incremento de uso de hasta el 42%, pasando de 17 mil 838 a 25 mil 397 conteos acumulados en un día, de los cuales el 16% de los viajes es realizado por mujeres. 

“Hace varios años se decía que era imposible tener un transporte de pasajeros como el Metrobús, ahora es una realidad y ha contribuido a la reducción de emisiones sustancialmente, es tiempo de dar paso también a carriles exclusivos para ciclistas, patinetas y modos no motorizados para que todas y todos compartamos la calle de manera segura. La pandemia actual nos obligó a replantear las formas de movilidad en nuestras ciudades y por eso pedimos que “lo bueno sea para siempre”, dijo Areli Carreón, de Bicitekas. 

“Al dejar permanente la ciclovía en Insurgentes abriremos el detonante para que las vías en las alcaldías de las periferias repliquen el modelo, ya que la cantidad de personas que se mueven de afuera hacia la burbuja son mayoría. Y podremos realizar actividades completamente limpias en movilidad. Por tal razón debemos ganar el derecho para todos”, expresó Giberth García Campoy, del FOTCA.

Mientras las emisiones de contaminantes de los autos contribuyen tanto a la contaminación como al cambio climático, el transporte público reduce la contaminación y la bicicleta solo produce bienestar y no genera emisiones contaminantes, eso significa que con una acción como dar alternativas para que más gente use de forma segura la bicicleta, las autoridades de la Ciudad de México tienen la oportunidad de marcar un cambio significativo en la salud de las personas y del planeta. 

La permanencia de la Ciclovía tiene el potencial de reducir la emisión de contaminantes dañinos para la salud, y de gases de efecto invernadero. El 17% de las personas usuarias de la Ciclovía usaban el automóvil como principal modo de transporte antes de la pandemia. De estas, un tercio declaró usar ahora la bicicleta como principal modo de transporte. Este cambio modal permite evitar la emisión de aproximadamente 2.23 toneladas de CO2 cada día, lo que representa 582.19 toneladas de CO2 al año, por cada kilómetro recorrido (4). 

Tener Ciclovías permanentes hará de nuestras ciudades espacios más humanos, incluyentes y saludables por lo que se invitó a la ciudadanía a firmar la petición dirigida a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y al Secretario de Movilidad de la Ciudad de México, Andres Lajous, para pedir la permanencia de la ciclovía https://cicloviaspermanentes.org/ , concluyó la Coalición Cero Emisiones.