Home | Carga - Secundarias | Frenar informalidad en transportistas, principal desafío para Canacar

Frenar informalidad en transportistas, principal desafío para Canacar

En conferencia de prensa la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), dio a conocer los resultados del estudio realizado en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), denominado “Evolución, situación actual y perspectivas 2000-2009”.

 

Este estudio hace un análisis sobre la situación actual que guarda el sector del autotransporte; cómo está, qué significa para el país, cuáles son los riesgos por los que está atravesando y hacia dónde debe ir.

 

Su principal propósito es identificar los factores que han impactado de manera negativa la operación del autotransporte de carga y saber cuáles son sus expectativas.

 

A decir de Carlos Loeza Manzanero del Centro de Estudios Hacendarios, de la Facultad de Economía de la UNAM, hoy en día el número de transportistas que operan en la informalidad va en ascenso.

 

“Hace cuatro años, el sector se componía de un 80 por ciento correspondientes al rubro de la informalidad y un 20 por ciento a la formalidad. Para 2010 se estima que la cifra de formales se ha reducido en un 16 por ciento, derivado del impacto en costos y gatos de operación”, indicó.

 

Entre agosto de 2008 y julio de 2010, los precios de refacciones y accesorios se incrementaron 17.27 por ciento. Mientras que en neumáticos, éste fue del orden del 18 por ciento.

 

Adicionalmente se registró un incremento del orden del 11 por ciento en el peaje de autopista. Además, está el aumento en el precio del diesel, que entre agosto de 2008 y enero del 2010 se elevó 55 por ciento. Mientras que los gastos de operación se elevaron cerca de 62 por ciento.

 

El autotransporte de carga representa 2.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional. Es un sector que obedece a la dinámica de toda la economía, por cada punto que suba o baje la economía en su conjunto, éste crece o disminuye 1.5 por ciento.

 

Al igual que otros sectores, éste ha sido fuertemente impactado por los efectos de la crisis del 2009, que siguió en 2010 y, que van a continuar los en 2011.

 

A decir de este estudio, en lo que compete al autotransporte de carga las expectativas apuntan a que si las cosas salen relativamente bien, será hasta el segundo semestre del 2012 cuando podrían empezar a recuperarse los niveles similares a los alcanzados en 2008.

 

Sin embargo, apuntó el analista, la crisis está generando que el sector informal tenga un crecimiento en demérito de los formales. “Aquellos que formaban parte de la formalidad están transitando hacia la informalidad”, y esto refleja los riesgos que el sector enfrenta en términos de desarrollo, comportamiento y subsistencia.

 

Por ello, es necesario frenar la informalidad. La cual no es responsabilidad del propio sector sino de las autoridades, mismas que legitiman este comportamiento mediante las llamadas facilidades administrativas que permiten a los transportistas deducir el 15 por ciento del total de sus ingresos sin comprobantes fiscales.

 

Baeza dijo que corresponderá a la misma autoridad ofrecer opciones, donde se explique a los informales que están dejando pasar apoyos económicos que podrían utilizar a su favor.

 

        “No es con marchas como se puede cerrar la brecha de la informalidad. Sino con programas, acuerdos y esquemas de difusión creados entre autoridades y representantes del autotransporte formal como la Canacar, que el sector puede migrar a la formalidad”, aseguró el investigador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *