Home | Automotriz | Grupo Renault mantiene situación financiera sana

Grupo Renault mantiene situación financiera sana

“En un entorno dispar dentro del sector del automóvil mundial, Renault se ha beneficiado del crecimiento de los mercados fuera de Europa, que representan más de la mitad de sus ventas. En Europa, en un contexto difícil, principalmente en Francia, el Grupo ha mantenido una política comercial rigurosa y ha iniciado la renovación de su gama, con el éxito del lanzamiento de Clio IV.

 

         “Gracias a la movilización del conjunto de los empleados, el Grupo Renault continúa su estrategia de crecimiento a nivel mundial, reforzando su situación financiera con un free cash flow operativo del Automóvil positivo», indicó Carlos Ghosn, presidente director general de Renault.

 

         La cifra de negocio del Grupo asciende a 41.270 millones de euros, una disminución del 3,2 %. Con un fuerte incremento de las ventas fuera de Europa (+9,1%), que no compensan la bajada de ventas en el mercado europeo (-18,0%), la contribución del Automóvil a la cifra de negocio ha alcanzado los 39.156 millones de euros, una disminución del 3,7 % con respecto a 2011.

 

         El margen operativo del Grupo disminuye en 362 millones de euros en 2012, hasta los 729 millones de euros (1,8 % de la cifra de negocio) frente a los 1.091 millones de euros en 2011 (2,6 % de la cifra de negocio).

 

         El margen operativo del Automóvil es ligeramente negativo en 25 millones de euros (-0,1 % de su cifra de negocio) frente a los 330 millones de euros en 2011 (0,8 % de su cifra de negocio). La ganancia obtenida gracias al programa de reducción de costes y al control de gastos generales (528 millones de euros) no ha permitido compensar los impactos fuertemente desfavorables de los volúmenes de venta (-501 millones de euros) y de la intensificación de la competencia en Europa (efecto mix/precio/enriquecimiento de -242 millones de euros).

 

         La contribución de la Financiación de las ventas al margen operativo del Grupo permanece estable en  754 millones de euros, frente a los 761 millones de euros en 2011. El coste del riesgo se sitúa en el 0,38 % (+0,15 puntos), tras haberse alcanzado un nivel bajo el año pasado. Sin embargo, sigue por debajo de su nivel medio histórico gracias al mantenimiento de una buena calidad de la cartera y a pesar la degradación de la coyuntura económica en Europa.

 

         El resultado de explotación asciende a 122 millones de euros, una vez deducidos otros gastos y operaciones de explotación negativos de 607 millones de euros, debido principalmente a las depreciaciones de varios vehículos del Grupo, a la devaluación de la divisa iraní y a gastos de reestructuración.

 

         La contribución de las empresas asociadas se eleva a 1.504 millones de euros en 2012(1) (1.234 millones de euros de Nissan) frente a los 1.524 millones de euros en 2011.

 

         El resultado neto alcanza los 1.735 millones de euros, frente a los 2.139 millones de euros en 2011. Esta cifra incluye la plusvalía de 924 millones de euros correspondiente a la venta en diciembre de 2012 de las acciones de tipo A en AB Volvo. La resultado neto atribuible al Grupo asciende a 1.772 millones de euros (6,51 euros por acción).

 

         Por cuarto año consecutivo, el free cash flow operativo del Automóvil es positivo. A pesar de la caída de ventas y del impacto del resultado de explotación, el free cash flow alcanza los 597 millones de euros, gracias principalmente a una gestión rigurosa de la necesidad de fondos de maniobra. El Grupo ha podido así aumentar sus inversiones, que representan el 8,1 % de la cifra de negocio.  

 

         Este resultado, así como la venta en diciembre de 2012 de las acciones de tipo A en Volvo por 1.476 millones de euros, ha permitido al Grupo desendeudarse. Renault logra, por la primera vez tras la adquisición de Nissan en 1999, una posición neta de liquidez del Automóvil de 1.492 millones al 31 de diciembre de 2012 (frente a los 299 millones de deuda neta a finales de diciembre de 2011). Paralelamente, la reserva de liquidez del Automóvil alcanza un nivel muy alto que asciende a 13.600 millones de euros, frente a los 11.400 millones de euros a fin 2011.

 

         En línea con la política anunciada en el Plan Renault 2016 Drive the Change, un dividendo de 1,72 euros por acción, que representa los dividendos recibidos por el Grupo en 2012 de sus participaciones en las empresas asociadas, será sometido a aprobación en la próxima Asamblea general de accionistas.

 

         En 2013, el mercado europeo todavía continuará incierto y se espera que baje al menos un 3% con un mercado francés a la baja de 3 a 5%. No obstante, se espera que el mercado mundial del automóvil (VP+VU) crezca un 3 % con respecto a 2012. Esta subida se sustentaría por el dinamismo de la demanda prevista en China, en América del Norte, en India (+11 %) en Rusia (+5 %) y en Brasil (+1,5 %).

 

         En este contexto, Renault continuará su estrategia de desarrollo a nivel internacional. En Europa, tras el éxito de los lanzamientos de nuevos modelos (Captur, ZOE, Nuevo Clio Sport Tourer, Nuevo Logan) y del gran impacto de los modelos lanzados a finales de 2012 (Clio IV y Nuevo Sandero), el Grupo tiene por ambición volver a ganar cuotas de mercado, manteniendo una estrategia comercial rentable para sus marcas.

 

         El Grupo Renault tiene como objetivo en 2013 (si los mercados europeos y francés no son significativamente inferiores al nivel esperado): aumentar sus volúmenes de ventas;  generar un margen operativo del Automóvil positivo, y lograr un free cash flow operativo del Automóvil positivo.

 

 

[1] Incluye la contribución de AB Volvo en 3 trimestres

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *