Home | De buena fuente - Entérese | Hasta 1,699 vidas al año podrían salvarse con el estándar de protección

Hasta 1,699 vidas al año podrían salvarse con el estándar de protección

Las organizaciones civiles El Poder del Consumidor (EPC) y Refleacciona con Responsabilidad, resaltaron la urgencia de tomar acciones inmediatas para mitigar fallecimientos por hechos viales, que cada año cobran la vida de 16,000 personas, poniendo especial atención en los decesos de usuarios vulnerables de la vía: los peatones, que suman más del 40% de esas muertes.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2018-2019, el año previo a la encuesta fueron atropelladas 147,552 personas, de las cuales 44,489 sufrieron consecuencias discapacitantes. Y entre 2009 y 2018, los siniestros viales, donde estuvo involucrado un vehículo de motor, cobraron la vida de 45,991 peatones, según cifras del INEGI. El Instituto de Métricas y Evaluación en Salud de la Universidad de Washington informó que en 2017 en México, se perdieron 425,693 años de vida saludable por consecuencia de atropellamientos de tránsito.

Para prevenir muertes, lesiones y los costos asociados, se necesitan vehículos más seguros que incluyan dispositivos y sistemas de seguridad vehicular adecuados. El diseño y selección de materiales de un vehículo, puede tener un efecto considerable en la reducción de las lesiones causadas a los peatones en caso de atropellamiento. El estándar de protección a peatones establece las especificaciones necesarias para que las estructuras que entran en contacto con los peatones (parachoques, capó, parabrisas y pilar A), en caso de atropellamiento, puedan reducir el impacto de las lesiones en el cuerpo humano.

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), señala que al adoptar el estándar de protección a peatones se podrían salvar entre 1,011 y 1,699 vidas de peatones anualmente en México.

Valentina Ochoa, Directora Ejecutiva de Refleacciona con Responsabilidad, señaló que: “De acuerdo con la evidencia internacional, es posible disminuir estas lamentables cifras, incorporando como obligatorio el estándar de protección a peatones. Una tecnología accesible de seguridad vehicular, presente desde hace tiempo en muchos otros países, y que podría ayudar a mitigar las lesiones o evitar la muerte de peatones, e incluso de ciclistas, impactados por un vehículo, en México.”

De acuerdo al estudio Beneficios de los Sistemas de seguridad en los Automóviles, desarrollado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), se estimó que, a mayor venta de vehículos equipados con el estándar de protección a peatones, que ayuda a reducir al mínimo posible lesiones a peatones y ciclistas en caso de atropellamiento, se observa una disminución correspondiente de muertes y de lesiones de peatones registradas por el INEGI.

Ochoa agregó que: “Con las tecnologías relacionadas al diseño y materiales con los que se fabrican los autos se podría reducir considerablemente el riesgo al que están expuestos los peatones, además de que existen dispositivos de gran efectividad como el frenado autónomo de emergencia el cual sería clave para la mitigación de lesiones y evitar muertes. Incluir estos estándares de protección para los peatones, de manera obligatoria en los autos nuevos, es clave para reducir los riesgos a los que están expuestos los usuarios más vulnerables de la vía.”

Oscar Ruiz, Investigador invitado del Instituto Mexicano para la Competitividad, señaló que “De acuerdo con las conclusiones del estudio, el IMCO considera que, con la finalidad de reducir muertes y lesiones de peatones en siniestros viales, se debe de incluir el uso obligatorio del estándar de protección a peatones en los instrumentos de política pública correspondientes. El proceso de revisión de la Norma Oficial Mexicana 194 (NOM-194) es la oportunidad para impulsar el uso de este sistema.”

Por su parte Stephan Brodziak, coordinador de la campaña de seguridad vehicular indicó que: “En el proceso de actualización de la NOM-194, relativa a los dispositivos de seguridad en vehículos nuevos, se tiene la oportunidad de mejorar desde el diseño vehicular la seguridad vial, y con el estándar de protección a peatones se podría por primera vez en México regular la comercialización de vehículos teniendo en mente el riesgo al que están expuestos los usuarios vulnerables de la vía. De posponer más la entrada en vigor de este estándar, seguiremos poniendo en un riesgo innecesario la vida e integridad de las personas más vulnerables que transitan por las calles de nuestro país.”