Home | Automotriz | Impulsa Blindajes Epel servicio de postventa

Impulsa Blindajes Epel servicio de postventa

La empresa mexicana Blindajes Epel, que se ha caracterizado por su excelencia en el mercado nacional de automotores acorazados, renovó su esquema de servicios postventa con el fin de mejorar la experiencia de sus clientes con la marca a nivel nacional, para lo cual cuenta con una plantilla de 20 técnicos especializados y más de 15 personas en talleres, almacenes y administración.

Ricardo Luna Prieto, director de postventa de Blindajes Epel, dio a conocer que la compañía dio inicio al nuevo esquema de postventa, a través del cual se busca reducir procesos de mantenimiento preventivo y correctivo de unidades acorazadas, “de manera semejante a una agencia automotriz”. Desde su perspectiva, las intenciones de la marca son que ahora el cliente pueda contar con un servicio personalizado y  eficiente posterior a la adquisición de un blindado de esta y otras firmas.

“Nos dimos cuenta de que estábamos descuidando la parte de la postventa, no podíamos permitir que los clientes buscaran en otras empresas los beneficios que Epel les puede ofrecer”. Hoy la compañía está respaldada con gerentes de calidad y empleados especializados en servicios. Con esta nueva dinámica la empresa cierra el círculo con el cliente: Armado, venta y postventa.

epel-impulsaDe acuerdo con Luna Prieto, el modelo de postventa de Epel, se renovó recientemente para intensificar la eficiencia de su cadena de distribución, y utilizar todo el potencial de su planta de blindaje, la cual es la más grande y moderna de América Latina, para con ello fortalecer los puntos de venta y autorizar nuevos centros de atención al cliente.

Este proyecto de gestión comenzó en 2015, y hoy una de las nuevas fortalezas de blindajes Epel es la integración de técnicos especializados.

Actualmente Epel da atención diaria a alrededor de 80 vehículos blindados por Epel (el 70% del total)  y otras empresas (30%), a los cuales atiende en su taller ubicado en la delegación Miguel Hidalgo, aunque también brinda servicio a domicilio a través de 10 unidades móviles que poseen equipos de diagnostico que transportan a los técnicos.

La estancia de las unidades en los talleres no es mayor a cinco días hábiles para detectar y corregir fallas físico-mecánicas, deslaminación de cristales. En mantenimiento preventivo no supera las cinco horas.

Finalmente apunta que entre los casos más recurrentes que atienden dentro de su servicio son los rubros de hojalatería y pintura, físico-mecánica, suspensión, frenos (por el exceso de peso), blindaje, incluso verificación vehicular.

“EPEL ofrece a sus clientes un curso en el uso, manejo y cuidados de vehículos blindados. Está dirigido a los operadores de los vehículos acorazados, tiene una duración de cuatro horas  y es totalmente gratuito. Hemos comprobado que cuando los operadores de estos automotores conocen del uso y cuidado, disminuye hasta un  80% las fallas del vehículo, se reducen los costos de mantenimiento correctivo y se prolonga la vida útil del sistema de frenado” añade el directivo.