Home | Automotriz | La industria automotriz y la Secretaría de Energía refuerzan lazos

La industria automotriz y la Secretaría de Energía refuerzan lazos

Con la finalidad de asegurar la colaboración entre ambas instituciones, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, se reunió con el Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Eduardo Solís Sánchez, presidente de esta última, agradeció el acercamiento con la industria como lo demuestra, dijo, su reciente participación como testigo de honor en la firma del Convenio de Colaboración entre la CFE y la AMIA.

Con dicho convenio, recordó Solís, se promoverá la instalación de la infraestructura necesaria para la recarga de vehículos eléctricos y así fomentar su uso al igual que el de los híbridos que aporten metas en materia de mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero.

“Nuestro país ha sido el primero en Latinoamérica en contar con una norma que regula las emisiones de CO2 de los vehículos ligeros nuevos.

Los resultados de la reforma energética permitirán nuevos esquemas de abasto de gas natural que es utilizado, por ejemplo, en los procesos de pintura de los vehículos fabricados en nuestro país, resaltó Solís.

Agregó ser necesario contar con combustibles de ultra bajo azufre en todo el territorio nacional, como se contempló en su momento en la norma de calidad de los combustibles NOM-086 como un compromiso de PEMEX desde hace más de cinco años y que a la fecha no se ha cumplido. De esta manera la industria automotriz mexicana podría incorporar en todos los vehículos las tecnologías más avanzadas.

El secretario de Energía reconoció la importancia de la industria automotriz para la economía del país y reiteró su compromiso de apoyar en los temas de su competencia, para que dicha industria no sólo mantenga sino que además incremente su relevancia tanto a nivel nacional como internacional.

La reforma energética, continuó Coldwell, favorecerá a la industria automotriz una vez que se lleve a cabo la apertura del mercado de venta de combustible al público, que de manera gradual inició este año con la modificación del esquema anterior de precio único al actual de precio máximo, es decir, ahora está en manos del franquiciatario decidir el precio del combustible siempre y cuando no rebase el monto máximo previamente establecido.

Para el 2017 se eliminará la obligatoriedad de las franquicias de PEMEX por lo que ésta no podrá condicionar la exclusividad del suministro de combustible a las empresas, lo que favorecerá el acceso a marcas diversas. Es decir, con ello finalizará el monopolio y exclusividad de PEMEX para importar combustible.

Para el 2018 se espera la aplicación del total de las disposiciones de la reforma y con ella la libertad de establecimiento de marcas, precio y mercado de libre competencia en el abastecimiento de combustible.

En materia eléctrica la reforma tendrá como consecuencia establecer un mercado abierto y competitivo, señaló Coldwell, y reiteró su compromiso de trabajar de la mano con la industria para promover y fomentar la utilización de nuevas tecnologías, como los vehículos híbridos y eléctricos.