Home | Automotriz | La lluvia provoca más de 6% de los accidentes en carreteras federales mexicanas

La lluvia provoca más de 6% de los accidentes en carreteras federales mexicanas

Más de 6% de los accidentes vehiculas en las carreteras federales al año, son provocados por las lluvias, según informa el Centro de Experimentación y Seguridad Vial, Cesvi México.

 

         Según datos del INEGI, 7% de los accidentes vehiculares en carreteras del país, tienen su origen en agentes naturales dentro de los cuales la lluvia representa más de 90%. Por ello, Cesvi considera necesario llevar a cabo diversas acciones de seguridad al respecto para evitar que en temporada de lluvias se incremente el número de accidentes.

 

         Cesvi México advierte que 75% de este tipo de accidentes son evitables, por lo que debe tomarse en cuenta el sentido común y la precaución. Al llover, dice el organismo, el agua se mezcla con la suciedad y el aceite creando las condiciones perfectas para derrapar y la mejor manera de evitar esto es reducir la velocidad para que la banda de rodadura del neumático esté en contacto con el pavimento, lo que permite mayor tracción y respuesta en el frenado.

 

         Si al circular el agua no es correctamente despejada por el dibujo del neumático, cualquier acción de frenado producirá el llamado aquaplaning, para disminuir el riesgo debe evitarse el paso por charcos y reducir la velocidad.

 

         Además, es importante mantener los limpiadores en excelentes condiciones ya que al chocar el agua contra el parabrisas se reduce la visibilidad, lo que ocasiona condensación de vapor y empañamiento por dentro. Ante ello deben encenderse las luces, usar el aire acondicionado para desempañar y mantener limpios los vidrios. Nunca pasar la mano en el parabrisas ya que esto deja grasa y reduce la visibilidad.

 

         Los indicadores muestra que 80% del mal estado de los neumáticos y otras circunstancias como la velocidad o malas maniobras en situaciones críticas, también son causa de accidente.

 

         En estas circunstancias, más allá del diseño, lo importante es contar con la profundidad de dibujo de 1.6 mm así como revisar que la presión de los neumáticos sea la indicada por el fabricante.

 

         En resumen, Cesvi México recomienda para esta temporada de lluvias, reducir la velocidad; con piso mojado aumentar la distancia con el vehículo que va adelante; mantener un nivel de atención y precaución extra; realizar desaceleraciones suaves y progresivas; encender las luces antiniebla delanteras y traseras si la lluvia es intensa; y revisar frecuentemente la presión y estado de los neumáticos y el funcionamiento óptimo de los limpiadores.