Home | Carga - Principal | Llaman a entender y aprovechar el T-MEC en el sector transporte

Llaman a entender y aprovechar el T-MEC en el sector transporte

“Entró en vigor el primero de julio y lo tenemos aquí y nos toca entenderlo, conocerlo y saberlo utilizar”, señaló Francisco Kim Olguín, vicepresidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), al referirse al tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). 

Al participar en el webinar “El transporte de carga en el T-MEC”, organizado por la ANTP, Kim Olguín expuso los antecedentes de T-MEC, lo que significó para México el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las partes que interesan al sector del autotransporte. 

El ponente recordó que el T-MEC es el resultado de la renegociación del TLCAN, que entró en vigencia el primero de enero de 1994; 26 años después, el primero de julio del 2020 entra en operación el T-MEC y lo hace en el marco de la pandemia del coronavirus. 

Kim Olguín señaló que el nuevo tratado es el resultado de tres años de negociaciones, “en lo que aparentemente iba a ser el TLCAN 2.0”, sin embargo, cuando llegó a la Presidencia de Estados Unidos Donald Trump, amenazó con cancelar el tratado; al final no lo canceló, pero mencionó que el nuevo tratado debería ser justo y equitativo para Estados Unidos. 

El directivo comentó que el total del comercio entre México y Estados Unidos ha ido evolucionando, de 88,000 millones de dólares al inicio del tratado a los 576,000 millones de dólares en 2019. El crecimiento ha sido enorme y también se ha visto reflejado en una balanza comercial positiva de México y deficitaria para Estados Unidos. 

Las exportaciones de México a Estados Unidos se han mantenido en el rango del 80 por ciento, “sin embargo, la importación de Estados Unidos ha pasado de un 69 a un 45 por ciento, se ha reducido; en el 93 inició con un 75 por ciento y después pasó a niveles de 80, pero hoy la participación del comercio exterior de Estados Unidos es del 63 por ciento, esto significa que México ha tenido una diversificación de mercados y no ha habido una dependencia, aunque la hay, pero no total”. 

Por lo que respecta a la carga ferroviaria, ésta ha ido en incremento al pasar de 98 millones de toneladas a 125 millones de toneladas hoy en día; así mismo, el porcentaje del total de ferrocarriles en comercio exterior ha pasado del 61 al 71 por ciento, es decir, la proporción de carga en el comercio exterior del total de volumen que se mueve por este transporte en México es del 71 por ciento. 

En cuanto a los cruces fronterizos, también se ha visto un incremento de 1996 a la fecha, siendo el de Nuevo Laredo responsable de una tercera parte de los cruces totales. 

Por último, el vicepresidente de la ANTP recordó la cronología que México ha vivido con respecto al transporte transfronterizo. Indicó que fue en 1995 el inicio de la apertura, pero Estados Unidos no cumplió con la misma; en el 2001 un panel de solución de controversias resuelve a favor de México, sin embargo, Estados Unidos sigue sin cumplir. 

Para el 2007 surge un acuerdo llamado “Programa demostrativo”, pero el Congreso de Estados Unidos retira recursos a ese programa, provocando que México impusiera aranceles a 90 fracciones en el esquema carrusel; ante este escenario, en el 2010 los exportadores de Estados Unidos exigen el cumplimiento del programa, ya que los aranceles afectan a un mercado de 2,300 millones de dólares, pero ese mismo año los sectores de importadores mexicanos de Estados Unidos afirman que los aranceles son inflacionarios e ilegales. 

En el 2011 México y Estados Unidos firmaron un acuerdo transfronterizo y se redujeron los aranceles del 2011 al 2014; ese mismo año del acuerdo, el sindicato de transportistas de Estados Unidos demandó al Departamento de Transporte de ese país por el acuerdo con México, pero ese 2011 ingresa el primer transporte de México y nuestro país retira los aranceles. 

Ya en el 2015 el Congreso de Estados Unidos concluye que los transportistas mexicanos tienen el mismo nivel de operativo y de seguridad que sus pares de Estados Unidos y Canadá, motivo por el cual establecen las reglas definitivas para el registro de transportistas mexicanos, con lo cual, actualmente tenemos un programa que permiten la operación de transportistas mexicanos en Estados Unidos.