Home | Armadoras - Secundarias | Mack y Volvo Trucks lanzan un plan de optimización en Norteamérica

Mack y Volvo Trucks lanzan un plan de optimización en Norteamérica

Mack Trucks y Volvo Trucks en Norte América han elaborado un plan en conjunto para incrementar la eficiencia en las operaciones norteamericanas. Este plan incluye la reubicación de las oficinas corporativas de Mack de Allentown, Pensilvania, a Greensboro, en Carolina del Norte y la concentración de la producción de camiones  Mack a la planta de Macungie en Pensilvania.

 

La implementación del plan significaría que el Grupo Volvo incurrirá en un costo estimado de reestructuración de aproximadamente 60 millones de dólares, mismo que se espera registrar en el segundo semestre de 2008.

 

El objetivo del plan es incrementar la efectividad y eficiencia de las operaciones de Norteamérica y crear mejores condiciones para capitalizar las oportunidades que están surgiendo en el mercado norteamericano. El plan incluye:

 

Reubicar las oficinas corporativas de Mack y todas las funciones de soporte incluyendo la planeación de producto, desarrollo de producto y compras, de Allentown a Geensboro, Carolina del Norte donde se concentra la mayoría de las funciones de soporte del Grupo Volvo en Norteamérica.

 

Se transferirá el ensamble de vehículos de larga distancia Mack de la planta de New River Valley en Virginia a la planta de Macungie en Pensilvania, donde actualmente se ensamblan los vehículos Mack con aplicaciones para segmento de construcción y deshecho de residuos.

 

Después de la transferencia, toda la producción de camiones Mack y Volvo se concentrará en una sola fábrica para cada marca.

 

Reestructura de la cadena de distribución de partes que actualmente da servicio a todas las aéreas de negocio en el mercado norteamericano. La nueva organización incrementará la competitividad de la red y proveerá de mejor servicio a los concesionarios y clientes en toda la región Norteamérica.

 

En conjunto con esta reestructuración, se planea una inversión de alrededor de 50 millones de dólares para instalar una nueva línea de maquinado de bloques de cilindro para motor en las instalaciones de producción de motores en Hagerstown, Maryland.

 

Esta línea complementará la capacidad global del Grupo en el terreno de motores y reducirá los costos de logística y la exposición a las fluctuaciones de moneda. 

 

La transferencia de la producción de vehículos Mack de New River Valley está planeada para el cuarto trimestre de 2008.

 

El cambio de oficinas del corporativo Mack y de las funciones de soporte se realizará en el transcurso del 2009, mientras la consolidación de desarrollo de producto y compras se realizará en el año 2010.

 

La reestructura de la red de distribución de partes comenzará en el año 2009 y se espera sea completada para finales del 2010. Se planea que la nueva línea de bloques de Hagerstown esté en operación a finales del 2010.

 

        El impacto en los empleados representados por el sindicato United Auto Workers (UAW) está sujeto a negociaciones con el sindicato; sin embargo la compañía pretende ofrecer trabajos en otras localidades a quienes resulten afectados. El sindicato UAW y Mack han acordado en negociar un nuevo contrato laboral el 2 de septiembre de 2008.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *