Home | Publirreportajes | Mejoras aerodinámicas añaden eficiencia de combustible: Cascadia

Mejoras aerodinámicas añaden eficiencia de combustible: Cascadia

El transporte en México juega un papel importante en el uso de la energía y, por lo tanto, en el impacto ambiental debido a la enorme cantidad de combustible que se emplea en su operación.

 

Estudios realizados por el Instituto Mexicano del Transporte (IMT), explican que entre los problemas que afectan a la economía del sector de autotransporte en nuestro país, especialmente el destinado al servicio pesado, está el del alto consumo de combustible.

 

cyberAgregan que en su operación la velocidad, la carga transportada, las resistencias al desplazamiento del vehículo, son elementos que tienen gran influencia en el consumo de combustible y, además, una influencia directa en la emisión de contaminantes.

 

Aunado a lo anterior, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), señala que dentro de los gastos de operación en las empresas de transporte, el correspondiente al consumo de combustible representa, en promedio, más del 50%. Si tomamos en cuenta que al mes de julio en curso, el precio del diesel alcanzó el precio de $13.39 por litro, el desembolso es bastante elevado.

 

“El rendimiento en unidades de carga y pasaje debe ser un aliado primordial para las empresas transportistas, precisamente por el incremento mensual del combustible. Al operar con una unidad normal, el gasto del diesel sube debido a que la tecnología es cambiante. Sin embargo en tractocamiones de nueva generación que poseen tecnologías de ahorro en combustible, recorremos los mismos kilómetros con menor gasto de diesel sin sacrificar torque de la unidad, rapidez y comodidad del operador”, aseguró Enrique Zavala, director de Investigaciones Especiales de Logística Mexicana Inteligente.

 

Agregó: “el rendimiento de combustible es parte fundamental de una buena administración al mantener el control en este aspecto nos permite nivelar la situación de las tarifas y mantener una competencia más justa”. 

 

         Cabe recordar que los camiones son parte de un engranaje productivo, de manera que sus características más deseables atienden a criterios cuantificables. Por lo que es comprensible que el consumo de combustible de un camión tenga mayor importancia en comparación al color de su carrocería.

 

Ante esta problemática los productores de autobuses, camiones y tractocamiones, han incorporado en la fabricación de sus modelos materiales más ligeros. Vehículos más pesados ??necesitan más combustible para operar y tienen menos capacidad de carga útil, ambos representan un derroche de dinero. Bajar el peso es una de las maneras más rápidas para mejorar la economía de combustible.

 

Las tendencias principales en este momento son aluminio y nuevos compuestos como plásticos y fibras, sin embargo otros materiales ligeros, como el magnesio, serán utilizados por fabricantes de componentes en el futuro.

 

“Seleccionando componentes ligeros para un tractocamión, se puede reducir cientos de kilogramos de peso. Si se reducen 1360 kg de peso en un camión se pueden ahorrar entre 750 y 1900 litros de Diesel cada año, eliminando anualmente de 2 a 5 toneladas métricas de gases de efecto invernadero según la agencia de protección ambiental de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés)”, precisaron especialistas de Freigthliner.

 

Asimismo señalaron que las normas ambientales, que cubren los años modelo 2014 a 2018, reducirán emisiones de gases de efecto invernadero en cerca de 250 millones de toneladas métricas y ahorrarán unos 500 millones de barriles de petróleo durante la vida útil de estos vehículos.

 

Mientras que el ahorro de costos varía en función de la aplicación y las condiciones de operación, el ahorro de peso puede aumentar la  vida del vehículo, ofreciendo mayor capacidad de carga útil y generando mayor economía de combustible.

 

Aligerando el peso

 

Según un estudio reciente, un tractocamión clase 8 con una configuración típica pesa en promedio 7,700 kg. El tren motriz representa el 24% del peso, mientras que la estructura de la carrocería pesa 19%. Otros componentes pesados son la transmisión y suspensión 17% y el chasis 12%.

 

Aligerar el peso de la unidad ha sido uno de los principales usos del aluminio, el cual se emplea en la construcción de los aviones, naves espaciales y automóviles de alta competición. Actualmente ha comenzado a emplearse en la fabricación de camiones comerciales.

 

La densidad del aluminio es la tercera parte de la del acero. Esto hace que las carrocerías de aluminio sean más ligeras que las de acero, y esto se nota fundamentalmente en un mejor aprovechamiento del combustible. Es por ello, por su ligereza, por lo que los nuevos trenes de alta velocidad e incluso transportes públicos se están realizando con estructuras de aluminio.

 

También fabricantes de camiones han adoptado el uso de plásticos para sus cárter de aceite. Su ligereza ayuda a reducir las emisiones y mejora el ahorro de combustible.

 

Gracias al plástico, el cárter es un 50% más ligero que los de aluminio y puede resistir los impactos de piedras y gravilla a lo largo de la vida útil de 1.5 millones de kilómetros que tiene un motor de camión o autobús. Además, se reduce en 2dB el ruido comparado con el metal. 

 

La fibra de carbono es otro compuesto que ha sido utilizado en la fabricación de  carrocerías, iniciando en autos para la Fórmula 1 para, paulatinamente, incorporarse al resto de vehículos, llegando no solamente a los deportivos sino a todos los modelos de las diferentes gamas, así como vehículos industriales.

 

De acuerdo con información del Centro de Experimentación y Seguridad Vial de México (CESVI), el objetivo principal al utilizar este material es conseguir vehículos que pesen un 40% menos. Al incorporarlo en todo el vehículo le aporta una gran ligereza que le ayuda a mejorar la autonomía, las prestaciones finales y la resistencia estructural.

 

Los materiales compuestos reforzados con fibra de carbono, son el fruto de las nuevas tecnologías de fabricación, que brinda grandes ventajas para un mejor desempeño de los automóviles en el ahorro de combustibles.

 

Cabe mencionar que invertir en una flota más moderna también es un modo de ahorrar combustible, pues hoy en día la tendencia de los fabricantes es diseñar camiones con tecnologías innovadoras, y uno de los puntos donde han puesto especial cuidado son los motores, los cuales están pensados en un mejor desempeño y rendimiento.

 

         En esta ocasión, destacamos las características del Cascadia de Freightliner, concebido para ofrecer una mayor eficiencia y economía de combustible.

 

Cascadia: Diseño aerodinámico = Máximo rendimiento

 

Desde su lanzamiento en México en el 2010, el modelo Cascadia de Freightliner ha incluido las tecnologías más innovadoras, diseñadas para ofrecer máxima eficiencia en su desempeño y revolucionar el concepto de la transportación.

 

Entonces ya ofrecía un atractivo diseño, la más avanzada tecnología, el mayor rendimiento de combustible y portaba motor EPA04, lo cual hablaba del compromiso de Daimler Trucks por el cuidado al medio ambiente.

 

Además de haber sido diseñado con base en la filosofía Run SmartSM para desempeñarse como el tractocamión más productivo, eficiente y fácil de conducir en el mercado.

 

Hoy, cuatro años después, Cascadia de Freightliner evoluciona en su composición al incorporar el uso de materiales más ligeros en su fabricación con el único objetivo de aumentar su eficiencia y disminuir el consumo de combustible. Ambos, factores indispensables en el éxito de toda empresa transportista.

 

El Cascadia de Freightliner cuenta con tecnología de punta. Es el único camión en la industria que ofrece los eficientes y afamados motores de Detroit Diesel, así como los conocidos motores Cummins. Además, el nuevo motor DD15 TC ofrece una eficiencia de combustible sin precedentes

 

El nuevo motor DD15 cuenta con tecnología de control de emisiones Euro IV, diseñado para brindar un mejor rendimiento y eficiencia, lo que se traduce en ahorro en el consumo de combustible, intervalos de mantenimiento más prolongados, así como una gran potencia a bajas revoluciones, con una conducción más silenciosa y limpia.

 

De acuerdo con información de Freigthliner, se trata de un producto de gran durabilidad, se calcula que al menos la mitad de estos motores llegarán hasta 1.2 millones de millas recorridas sin presentar fallas, siempre que hayan recibido el mantenimiento adecuado.

 

Cuenta con el sistema Turbo Compound de recirculación de gases de escape, que otorga hasta 50 caballos de fuerza adicionales sin consumo de combustible. Sus intervalos de mantenimiento pueden extenderse de 24 mil hasta 40 mil km., debido a la ingeniería de sus componentes internos y la simpleza del motor.

 

Tiene un ventilador de 11 aspas, especialmente pensado para responder a las condiciones del territorio mexicano, que entra en funcionamiento sólo cuando el motor lo requiere.

 

El Cascadia se diseñó para ser el tractocamión más aerodinámico del mercado. La cabina, la defensa, la parrilla y los espejos fueron concebidos para reducir la fricción del viento, probados por más de 2,500 horas en el túnel de viento para optimizar su desempeño aerodinámico. Lo cual resulta en ahorros de combustible. Los paquetes aerodinámicos opcionales incluyen nuevos faldones, extensiones laterales para la cabina y techos aerodinámicos.

 

         Su sistema de aire acondicionado auxiliar ofrece hasta ocho horas de temperatura ambiente controlada sin la necesidad de encender el motor del camión, lo cual contribuye al confort y al rendimiento de combustible.