Home | Principal - Proveedores | México con lo necesario para ser vanguardia tecnológica e industrial: Bosch

México con lo necesario para ser vanguardia tecnológica e industrial: Bosch

Experiencia en manufactura, calidad en los procesos productivos, universidades de prestigio, población joven e infraestructura, son algunos de los elementos que hacen de México una opción para considerarlo como un país que se puede colocar en la vanguardia tecnológica e industrial.

Lo anterior lo consideró Carlos Conde, director del Área de Desarrollo de Equipos de Robert Bosch México y vocero oficial de la Industria 4.0 del conglomerado industrial alemán, quien, en una plática con medios de comunicación, detalló los elementos que le permiten vislumbran un futuro prometedor para nuestro país en el tema de manufactura y tecnología.

bosch-conde4“Nosotros como Bosch México lo que vemos para este país es una gran oportunidad, tiene varias condiciones para estar en los vagones de adelante”, dijo Conde al explicar que vivimos en la cuarta revolución industrial que por sus características, exige que los países reaccionen rápido y asimilen los avances tecnológicos de manera decidida.

El directivo, quien tiene cinco años en México, recordó que la humanidad ha vivido cuatro revoluciones industriales, mismas que es importante entenderlas; la primera revolución es la del vapor; la segunda la electrificación; la tercera caracterizada por el uso de computadoras y la industrialización de la programación, es entonces cuando aparecer los primeros robots industriales.

Y la actual revolución tiene al internet como elemento básico y su importancia reside en la conectividad que permite que interactúen varios dispositivos; sigue habiendo procesos productivos, pero ahora con la capacidad para que las máquinas se comuniquen entre sí y optimicen los procesos hasta niveles nunca antes vistos.

bosch-conde“Aquellos países donde se generaron las distintas revoluciones industriales, más todos los primeros seguidores, son los que fueron desarrollando un nivel de bienestar social muy superior al resto. Todos los países que se han logrado subir antes, han marcado la diferencia frente al resto”, destacó Carlos Conde.

Ante este escenario, el directivo expuso que se pueden tomar dos opciones: O adoptar los cambios y asimilarlos para estar en la primera línea del desarrollo, o esperar. El riesgo de la segunda opción es que ahora los crecimientos son más acelerados y exponenciales, por lo que las diferencias de desarrollos son igualmente mayores.

Para Bosch, México destaca en esta cuarta revolución industrial, de tal forma que advierten en nuestro país un entorno favorable, “en donde nuestros proveedores y clientes, la infraestructura, las universidades, todo es favorable, maximizaremos el rendimiento de nuestra fábricas y, por lo tanto, desde el punto de vista de empresa, traer más inversión a México”.

bosch-conde2Conde, quien dirige un área de negocio con 70 personas, todos ingenieros mexicanos, afirmó que ahora lo que favorecerá a la llamada Industria 4.0, es hacer productos adaptados a lo que cada persona quiere, personalizados completamente, lo que supone que todos los procesos de producción tienen que ser muy flexibles, rápidos y ágiles.

Advirtió también que en esta revolución las empresas que generen clientes insatisfechos, van a desaparecer: “Las que se sepan adaptar al cliente final son las que van a sobrevivir, cada vez hay que escuchar más al cliente y darle lo que él quiere”.

En el caso de Bosch, concretamente el área de Carlos Conde, se trabaja en satisfacer las demandas de quienes buscan una maquinaria con elementos específicos y características únicas, para lo cual, los ingenieros entienden la necesidad del cliente, las particularidades de la maquinaria que requieren y la diseñan justo con las especificaciones que exige.

Explicó que el MES (Manufacturing Execution System) es un sistema que obtiene datos de toda la producción y con esos datos, en tiempo real, se pueden ver los estados de las máquinas y alertar a los ingenieros de proceso sobre las condiciones de las mismas, y si requieren mantenimiento. Aseguró que este tipo de producción permite disminuir considerablemente los errores y falta de información, lo que ayuda a prevenir paradas en la línea de producción.

“Bosch le apuesta al Internet de las Cosas, y ahí entran muchos campos, industria 4.0, robótica, inteligencia artificial”, indicó, y concluyó que en Bosch llevan muchos años desarrollando ingeniería; no obstante, muchas cosas se tienen que adaptar a ciertos países o regiones, por lo que siguen trabajando e invirtiendo en tecnología para adaptarse a los mercados.