Home | Automotriz | MINI E ideal para las grandes ciudades: UNAM

MINI E ideal para las grandes ciudades: UNAM

Durante el cierre de la primera etapa de prueba del MINI E en el proyecto de pruebas en la Ciudad de México, Germán Carmona del Instituto de Ingeniería y responsable del Programa de Desarrollo de Vehículos Eléctricos e Híbridos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que cada vez es más viable la operación de un vehículo eléctrico, incluso desde el punto de vista financiero.

 

            Con 20 años de experiencia en el desarrollo de vehículos eléctricos e híbridos para la misma institución y la Ciudad de México, la UNAM ha convivido y apoyado a muchas empresas cuyo principal objetivo es la creación de este tipo de automóviles.

 

         Germán Carmona dio a conocer algunas estimaciones respecto a los principales parámetros de operación del MINI E en condiciones reales en la Ciudad de México, obtenidos mediante la captura de datos de los recorridos diarios y la medición del consumo de energía eléctrica con amperímetros convencionales.

 

         En los 238 días de evaluación del MINI E, el especialista acumuló un recorrido de 8, 870 kilómetros, equivalente a un recorrido promedio diario de 37.3 kilómetros.

 

         Este recorrido resultó en una energía total  consumida, durante todo el periodo de prueba de 2,137 kw/horas, lo que significa un rendimiento de 4.2 kilómetros por kw/hora o bien un consumo de 24.1 kw/hora por cada 100 kilómetros de recorrido.

 

         “Esto, de acuerdo con la Agencia de Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA) son datos muy similares a los que ellos arrojan de los estudios que se hacen bajo ciclos normados en ciudad mixtos, entre ciudad y autopista”. 

 

         El MINI E se recargó cada 73 kilómetros, y de acuerdo al recorrido significa que se efectuaba cada tercer día. Lo cual al finalizar la prueba resultó en 120 recargas.

 

         La energía promedio de recarga fue de 17. 6 kw/horas. “Un dato muy interesante que se pudo obtener es que por cada hora de recarga yo recuperaba 26.5 kilómetros, por lo cual sólo se requería de hora y media para volver a tener la disponibilidad de los 150 kilómetros de autonomía que tiene el MINI E”.

 

         El recorrido máximo que se hizo en un día fue de 100 kilómetros, lo cual significa que la autonomía que tiene el MINI, está más que sobrada para una aplicación en la Ciudad de México o bien en cualquier ciudad, aseguró Carmona.

 

         Además el recorrido máximo realizado entre recargas fue de 126 kilómetros, manteniendo aún energía remante.

 

         Al hablar del costo por uso del MINI E, apuntó que el consumo de energía eléctrica fue de casi 500kw/horas al bimestre, que bajo una tarifa de tres pesos significa que el kilometro recorrido costó .75 pesos por kilometro. Al hacer un comparativo con un MINI de combustión interna, donde el costo del kilometro recorrido es de aproximadamente de 1.50 pesos, se concluye que incluso con la tarifa eléctrica más alta eléctrica el ahorro por concepto de operación en comparación con el vehículo de combustión interna es de 50%.

 

         El ingeniero especialista en vehículos eléctricos, concluyó que las prestaciones del MINI E son por mucho más que suficientes para cubrir prácticamente cualquier necesidad de transporte en la ciudad de México, y se puede extrapolar prácticamente a cualquier ciudad de nuestro país.

 

         Subrayó que el costo de operación del MINI E por consumo energético es prácticamente de 50% del costo de un MINI Cooper de combustión interna. Esto significa que si se hiciera un recorrido anual de 10 mil kilómetros o 15 mil, o bien hasta 45 mil, en el orden de 120 kilómetros diarios en un año, el usuario estaría ahorrando cerca de 33 mil pesos.

 

         “Esto nos deja ver, que cada vez es más viable la operación de un vehículo eléctrico, inclusive desde el punto de vista financiero”.

 

         Sin embargo, existe la necesidad de reducir los obstáculos en el mercado a fin de agilizar y garantizar el éxito de la industria del vehículo eléctrico en nuestro país, comentó Carmona. Específicamente, dijo, deben crearse incentivos tanto para productores como para consumidores, así como para el desarrollo de una infraestructura de recarga.

 

         Añadió que también debe darse una normatividad para el desarrollo de este tipo de vehículos, su estandarización y regulación, además de acelerar los avances tecnológicos  mediante la participación de centros de desarrollo y la generación de infraestructura humana.

         Finalmente, habló de incentivar el uso de la tecnología adecuada a nuestra necesidad de transporte. Por lo cual recomendó el uso de vehículos de combustión interna en autopistas y el de eléctricos en ciudad, dado que aún se carece de la autonomía para circular en dicho entorno. Mientras que, aseguró, la mejor forma de utilizar un vehículo eléctrico es en ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *