Home | Automotriz | Mopar rinde tributo a Tom Hoover, padre del motor HEMI

Mopar rinde tributo a Tom Hoover, padre del motor HEMI

A la edad de 85 años, Tom Hoover deja su lugar en el mundo para dar inicio a la leyenda que acompañará su nombre entre los entusiastas de la industria automotriz.

El ‘Padre del motor HEMI’ falleció el pasado 30 de abril y Mopar rinde un homenaje a quien desarrollara una de las unidades de poder más emblemáticas del Grupo Chrysler, hoy Fiat Chrysler Automobiles (FCA).

mopar-homenaje“Cuando escuchamos el nombre de Tom Hoover, debemos ser conscientes de la enorme influencia que tuvo en la historia del deporte motor de nuestra compañía; más importante que cualquier otra persona que pueda imaginar”, afirmó Dale Aldo, gerente de la división Motorsports de Mopar.

Los pilotos de la categoría NHRA, máxima competencia de carreras de aceleración en los Estados Unidos, realizaron un tributo en Atlanta a quien fuera uno de los promotores de la categoría dentro del Grupo Chrysler.

Los vehículos portaron un símbolo especial a la memoria de Hoover, enmarcado en el mismo logo con el que FCA celebró los 50 años del motor HEMI 426 en 2014.

Trayectoria

Tom Hoover trabajó en el desarrollo de Hyper Pak, un grupo de componentes de alto rendimiento para el motor Slant-6. Lideró el desarrollo del motor Max Wedge V-8 de alto desempeño. Hoover también fue el fundador de Ramchargers, un grupo de ingenieros que llevaron al Grupo Chrysler a tomar un papel protagónico en las competencias de aceleración en Estados Unidos.

mopar-homenaje2Así mismo, Hoover fue el artífice de una de las victorias más recordadas en la historia de NASCAR. El motor HEMI 426 apareció por primera vez en las 500 millas de Daytona celebradas en febrero de 1964.

Las manos del legendario Richard Petty lo guiaron hacia la victoria en su primera aparición, a bordo de Plymouth. En aquella carrera, otros dos vehículos impulsados por motores HEMI sentenciaron el 1-2-3 sobre el óvalo de Daytona.

Durante ese mismo año, Don Garlits rompió la barrera de las 200 millas por hora (mph) impulsado por un motor HEMI 426 Gen II. Garlits recorrió una distancia de un cuarto de milla en línea recta en 7.78 segundos a 201.34 mph. La arquitectura del HEMI 426 Gen II todavía es usada para las competencias de cuarto de milla de la NHRA (National Hot Rod Association).