Home | Estadísticas | Necesario la apertura de pisos de venta de distribuidoras de vehículos

Necesario la apertura de pisos de venta de distribuidoras de vehículos

Después de que el gobierno federal diera a conocer a finales de marzo la suspensión de actividades no esenciales, “nosotros consideramos que cuando menos serían 2 meses en que estaría limitada la actividad económica en el país para hacer frente a la pandemia”, comentó Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), en conferencia virtual.

Al llegar el Covid-19 a México y conforme a los antecedentes que ya se tenían con éste en China, en Europa y en Estados Unidos, y ante las instrucciones de cerrar los pisos de venta, ya se consideraba que la comercialización “se vería seriamente afectada como había sucedido entre enero y febrero en China, Italia y España donde las disminuciones fueron de entre 60 y 85%”.

Ante tales hecho, indicó Rosales, se tomó en cuenta el índice de éxito en la utilización de canales de venta a distancia, conforme a experiencias previas; “hemos tenido resultados favorables en el ámbito financiero y económico de las empresas distribuidoras de vehículos y fueron menos graves a lo que inicialmente habíamos considerado bajo las premisas referidas”, agregó el directivo.

“El primer golpe lo recibimos en marzo aún sin haberse decretado formalmente el cierre de los pisos de venta, los clientes empezaron a aislarse de manera voluntaria y tuvimos una caída en mayo del 59%, con un impacto que lleva a registrar en el periodo enero-mayo una disminución del 30% en comparación con el mismo periodo del 2019”.

Dijo ser importante recordar que en dicho mes se llegó a 36 meses consecutivos con resultados negativos, habiendo únicamente dos meses positivos, enero del 2019 y febrero de este año debido a que fue bisiesto. 

En mayo pasado, indicó, fueron comercializadas 42 mil 028 unidades con lo que se superó en 20% lo logrado en abril. “En este bimestre ha venido ocurriendo un proceso de adaptación significativo por parte de los ejecutivos de las distribuidoras de vehículos a través de redes sociales, atención en canales digitales, atención telefónica, etc., con lo que se ha notado de manera importante una modificación rápida en el hábito de los consumidores.”

Al hacer mención de las ventas anualizadas, comentó que fueron de 1 millón 157 mil 772 unidades al mes de mayo de este año, es decir, la suma de los 12 meses de junio de 2019 al quinto mes de 2020. En esta ocasión se registró una disminución de 17.1% respecto al mismo lapso 2018-2019 cuando se cerró con 1 millón 383 mil 889 vehículos.

En cuanto a financiamiento para vehículos nuevos, al mes de abril se registraron 206 mil 722 con una disminución de 20.5% con respecto al 2019, lo que equivale a 53 mil 201 unidades menos. Por tipo de financiamiento, las financieras de marca mantuvieron una participación de mercado de 67.6% con 139 mil 653 unidades, seguido de bancos con 28.9% y 59 mil 713, mientras que autofinanciamiento cerró con 3.6% y 7 mil 356 unidades.

Mientras que la importación de autos usados en abril fue de 48 mil 974 unidades, equivalentes al 14.8% del total de ventas de vehículos nuevos, con una baja de 4.4% con 2 mil 326 vehículos menos.

De continuar el cierre de los pisos de venta de las distribuidoras en la mayor parte del país, resaltó Rosales, continuará el impacto negativo de la comercialización de vehículos, de ahí la importancia que los gobiernos federal y estatales reconsideren lo que corresponde a la conducción de la reactivación de las diferentes fuentes de economía, como la industria automotriz en su conjunto.

“Tanto la AMDA como la AMIA, INA y ANPACT, hemos solicitado al gobierno federal la autorización para que los pisos de venta de vehículos ligeros y pesados abran sus operaciones, esto con la premisa de que estamos preparados para hacerlo bajo condiciones de seguridad en la aplicación de protocolos sanitarios, que eviten la propagación del Covid-19 y se proteja la salud de los colaboradores y de los clientes”.

Algunas entidades han autorizado el funcionamiento de las distribuidoras de vehículos en sus pisos de venta, como Jalisco, Aguascalientes, San Luis Potosí y Michoacán, con excepción del puerto Lázaro Cárdenas donde hay gran incidencia de Covid-19, resaltó.

“Consideramos importante seguir avanzando en esta apertura, sin embargo, dejar toda la responsabilidad y decisión a cada entidad federativa, vuelve complicado el proceso; por eso es necesario que se anuncie como actividad esencial a nivel federal la comercialización, como parte integrante del sector automotor”.