Home | Armadoras - Secundarias | Nissan Mexicana mantendrá su posición en el mercado mexicano: José Muñoz

Nissan Mexicana mantendrá su posición en el mercado mexicano: José Muñoz

Nissan Mexicana es una empresa profundamente mexicana, con actividades industriales y comerciales bien estructuradas. “Los métodos utilizados por la firma a nivel mundial, se aplican aquí al 100% y esto es una confirmación sobre algo que ya conocía”.

 

         Señaló José Muñoz durante su presentación como presidente y director general de Nissan Mexicana, quien dijo estar sorprendido por el profesionalismo de la empresa en México y satisfecho de la calidad de los productos que esta empresa envía hacia España.

 

         De origen español, Muñoz aseguró que a nivel comercial existe una gran oportunidad en el mercado mexicano, en el sentido de que la población es dos veces más grande que en España.

 

         Actualmente la empresa tiene una presencia fuerte en los segmentos de compactos y subcompactos, “pero vemos oportunidades claras de mejora, si conseguimos que Nissan tenga resultados parejos en otros segmentos como vehículos ligeros, camiones y de lujo.

 

         “Éste será uno de los puntos donde vamos a trabajar, es decir, mantener nuestra presencia donde somos fuertes hoy y tratar de extrapolar esta fortaleza a otra gama de productos”.

 

         Nissan, dijo, es número uno en el mercado mexicano en cuanto a ventas por número de contrato y está bien posicionada respecto a ventas por número de puntos de venta y esto es lo que debe fortalecerse junto con la red de distribuidores, “la que considero tiene una dimensión apropiada”.

 

         Es el momento de crear políticas comerciales, de adaptar la fuerza de ventas a las ventas reales, pero no a realizar acciones drásticas de reducir el número de distribuidores, consideró.

 

         En su opinión, los fabricantes de vehículos en México deben trabajar juntos en este momento, con el objetivo de sensibilizar a los organismos públicos de la importancia que tiene el mercado doméstico y la exportación. “Cuando éste permite vender un número de unidades suficientes, el costo de producción por unidad es competitivo y se puede exportar más”.

 

         En este sentido, señaló, los gobiernos europeos participan de manera diferente y el más eficiente ha sido el alemán, seguido por el de Italia, Inglaterra, Francia y Portugal, caso contrario de España que tardó en reaccionar lo que no fue sano para su economía, “y si los gobiernos no tomas las acciones necesarias para ayudar a los sectores en general, entonces tenemos que apoyarnos nosotros mismos”.

 

         En México es necesario preparar un plan claro y sencillo, que haga ver al gobierno cuál es la implicación no solamente para el fabricante, para la demanda local y los empleos en la industria automotriz, sino para él mismo.

 

         Al igual que las demás marcas, Nissan Mexicana estima que la demanda en el mercado puede reducirse entre 20 y 30%. “No queremos hacer un escenario catastrofista, que con el 30% lo sería.

 

         “Consideramos que las cifras actuales están influenciadas negativamente por el impacto de la influenza, pero ya está pasando y la demanda trata de regresar a su nivel normal dentro de un entorno económico complicado”.

 

         Se busca, continuó, que sea un proyecto conjunto donde haya concordancia entre las acciones de las armadoras y las distribuidoras. Hasta el momento, las áreas donde hay coincidencia son las referentes a dar el mejor nivel de servicio al cliente.

 

         Un punto sobre el que debe trabajarse arduamente, ya que existen clientes en el mercado que no visitan en forma regular las agencias para recibir el servicio. Ahí hay que demostrar “que somos competitivos a nivel costo y a nivel servicio con cualquier otro competidor independiente del mercado”.

 

         Otro punto fundamental es el trabajo con los distribuidores, empresarios que invierten y apuestan por una marca. El modelo de negocio que tiene Nissan puede calificarse como rentable y competitivo en un mercado anteriormente cerrado y se tenía que producir en el país. Hoy con la llegada de otras marcas, la competitividad es mayor y los clientes tienen más opciones para invertir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *