Home | Entérese - Secundarias | Nueva verificación, reto para flotillas: Tom Tom

Nueva verificación, reto para flotillas: Tom Tom

Este 1 de julio termina el programa temporal de emergencia Fase I de Contingencia Ambiental Atmosférica por Ozono, activado el pasado 14 de marzo en la Ciudad de México y área metropolitana; y entrará en vigor la NOM-EM-167-SEMARNAT-2016.

Dicha Norma, vigente durante seis meses, aplicará para todos los vehículos de más de 400 kilogramos, además de establecer los límites de emisión de contaminantes más estrictos a las unidades de transporte de carga con placas federales y en vehículos particulares que circulan en las entidades que conforman la Megalópolis (Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala).

Dados los requerimiento establecidos en la Norma Emergente, cientos de vehículos podrían quedar fuera de circulación, en especial aquellos que forman parte de una flotilla e implican un uso continuo.

tomtom-termina“De allí la importancia de buscar opciones que permitan estar preparado y anticiparse a lo que pudiera resultar”, sugirió Andreu Casadellá, director general de TomTom Telematics México.

El directivo de la empresa dedicada a la gestión de flotas, la telemática de vehículos y servicios de automóviles conectados; añadió que “ante el panorama de la contingencia ambiental y la nueva normatividad, no se puede negar que, a final de cuentas, el auto conectado es una tendencia que va en incremento a nivel mundial para asegurar un medio ambiente presente y futuro sostenible para todos, por lo que México no puede ser la excepción y requiere ir adoptando este tipo de tecnología”.

En el mercado existen dispositivos cuyos sistemas permiten obtener información acerca del manejo del combustible en la unidad vehicular, incluyendo el nivel de emisiones de CO2 y brindarle al administrador la de flota una visibilidad al detalle sobre el estado de su flota y de su operación.

De acuerdo con TomTom Telematics México, algunas de las ventajas de este tipo de dispositivos son:

  • Control del rendimiento y consumo de combustible.
  • Informes de las emisiones de CO2 y otros contaminantes.
  • Tiempo al ralentí del vehículo (motor encendido sin movimiento).
  • Notificaciones y alertas sobre códigos de falla del vehículo en tiempo real.
  • Tiempo en exceso de RPM (revoluciones por minuto).
  • Perfil de conductores con calificación de estilo de manejo.
  • Rápida instalación en el puerto OBD-II del vehículo.

“Dispositivos de estas características son, indudablemente, de gran utilidad para las empresas ya que pueden conocer previamente el estatus de sus unidades y no dejarse sorprender al momento de la verificación vehicular”, señaló Casadellá.

En el mercado existen opciones, pequeños dispositivos que resultan fáciles de instalar en los vehículos; ofrecen toda la información que se necesita para gestionar una flota de vehículos más respetuosa con el medio ambiente, segura y eficiente; además de que registran cuándo, dónde y cómo se conduce un vehículo.

El directivo señaló que ahora los administradores de flotas deberán anticipar si el motor de sus vehículos está trabajando en “condiciones estequiométricas” como lo indica la norma.

Por lo anterior, administrar la flota evolucionará de manera importante hacia el mantenimiento preventivo, permitiendo que las empresas que adopten esta práctica junto con sistemas que lo faciliten no sólo obtendrán el holograma Cero, sino que tendrán ahorros importantes en su flota, incluyendo disminución en accidentes, reducción de costos de mantenimiento correctivo, ahorro en consumo de combustible, entre muchos otros.