Home | Armadoras - Principal | Reactiva Volvo Buses su planta de Tultitlán, Estado de México

Reactiva Volvo Buses su planta de Tultitlán, Estado de México

Para el 17 de marzo, fecha en la que se declaró el estado de emergencia a causa de la pandemia por COVID-19, Volvo Buses había puesto ya en marcha acciones precisas para salvaguardar el bienestar de sus colaboradores y contribuir a la seguridad de sus proveedores, clientes y personal en talleres de servicio. La emergencia se declaraba en la primera fase, sin embargo, el comité responsable de la implementación de estas medidas consideraba ya un escenario de la etapa 2 de la pandemia; esto, con la mirada fija en reducir cualquier posibilidad de contagio. 

En cumplimiento con los lineamientos emitidos por las autoridades correspondientes, Volvo Buses determinó detener las operaciones de producción de su planta de Tultitlán, al mismo tiempo que reforzaba sus actividades de atención a los clientes en servicios de postventa en todo el territorio nacional. Además, durante este período, la marca sueca lanzó la seria de videoconferencias Volvo Talks, en las que expertos de la compañía han abordado temas de valor a los clientes en temas como conducción, mantenimiento de unidades, entre otros. 

Después de las gestiones correspondientes para la autorización de la reincorporación laboral, Volvo Buses finalmente reiniciará sus operaciones en la planta de Tultitlán el jueves, 4 de junio. Estrictas medidas sanitarias han sido reforzadas para recibir a los colaboradores que se integrarán a las actividades de la planta, considerando desde la salida de casa del personal, su traslado y acceso al centro de trabajo, su jornada laboral, y el fin de la misma. 

Asimismo, Volvo ha realizado una importante inversión para proveer a sus empleados del equipo de protección personal necesario, la instalación de barreras físicas, y prácticas de sanitización y limpieza que, en su conjunto, permitirán reducir la posibilidad de un contagio. 

La contingencia ha representado también la preparación de todo el personal para una nueva manera de trabajar, al adoptar estas medidas sanitarias. Para ello, la compañía ha dispuesto de la tecnología para mantener estrecho contacto entre sus colaboradores, así como mantenerlos informados de la situación. 

Asimismo, se implementaron talleres y cursos de capacitación en línea que les han permitido promover el cambio con un claro enfoque en el alcance de sus objetivos. Para mantener a sus colaboradores al tanto de lo que sucede en la organización, Volvo ha dispuesto también de una oficina virtual a través de la que se atienden dudas e inquietudes de todos los empleados del grupo. Esto, además del apoyo psicológico que se otorga a través del Programa de Asistencia al Empleado, así como otros recursos para auxiliar a los empleados de Volvo Group en temas financieros y de bienestar. 

Volvo Buses México está integrado por más de 1,300 colaboradores que diariamente contribuyen al desarrollo de soluciones innovadoras y sustentables de transporte. A partir de la fecha de reincorporación laboral, un porcentaje de esta población retomará actividades para asegurar una reactivación escalonada y segura, protegiendo a los grupos vulnerables y dando continuidad a las actividades de la armadora en México.