Home | Información Técnica | Riesgos al conducir en carretera: Cesvi

Riesgos al conducir en carretera: Cesvi

Toluca, edomex, 14 de julio de 2016.- En este tiempo de vacaciones se incrementa el flujo de vehículos en carretera, ante ello Cesvi México, Centro de Experimentación y Seguridad Vial hace una serie de recomendaciones sobre diez de los principales riesgos al conducir en carretera, las cuales es importante tomar en cuenta para disfrutar de unas vacaciones placenteras con la familia.

Carretera con curvas sinuosas o peligrosas. Si la curva es sa la izquierda, hay que moverse ligeramente hacia el lado derecho de la carretera, lo que reduce la gravedad y el riesgo de derrape. Reducir la velocidad ante curvas sinuosas es importante, por lo que hay que prestar atención a los señalamientos.

Personas o animales cruzando. Ante ello ninguna precaución está de más. Si se advierte con antelación hay que reducir la velocidad y tocar el claxon. De noche es necesario bajar la velocidad y tomar precauciones por si hay señales de la existencia de un animal en el camino.

Es recomendable librar al animal con cuidado y evitar volantazos, acción en la que debe tomarse el volante con firmeza. Si el animal es grande, la recomendación es evitarlos, reducir aún más la velocidad y cambiar de carril.

cesvi-riesgosDeslumbramiento por sol. Procurar la limpieza del parabrisas en todo momento y considerar el uso de parasoles y lentes de sol. Prestar atención a otros vehículos, ya que se complica verlos de lejos, además de considerar el uso de luces de cruce y conducir con menor velocidad.

Carreteras de doble vía. Lo ideal es conducir lo más cercano posible al límite del carril del lado derecho, sin pisar la línea. Esto ofrece mejor visión de tránsito hacia los demás vehículos, sobre todo en dirección contraria. Reducir la velocidad cuando se intenta rebasar a otro vehículo y llevar luces de cruce encendidas todo el tiempo, sin importar si es de día o de noche.

Obras en la carretera. Permanecer atento en la vía, sobre todo a larga distancia. Reducir profundamente la velocidad, poner atención a posibles vehículos de carga o movimiento de trabajadores en la zona y usar luces de precaución ante disminución de velocidad brusca.

Carreteras con poca luz. Aquí se recomienda traer el parabrisas y cristales limpios; el uso de anteojos claros; no conducir bajo condiciones de cansancio; evitar ver directamente las luces de vehículos en vía contraria para evitar deslumbramiento.

Deslaves de cerros. En este caso poner atención a avisos de posibles deslaves y mantener la calma en caso de presenciar alguno. Jamás cruzar la línea señalada en caso de deslave e identificar la solidez del trayecto para ir por vía segura.

Mal tiempo. Además de reducir la velocidad, aumentr la distancia con respecto al vehículo que va delante. Mantener un nivel de atención y precaución extra; realizar desaceleraciones suaves y progresivas y en caso de mucha lluvia, encender las luces antiniebla delanteras y traseras. Es importante revisar la presión y estado de los neumáticos y mantener en óptimo funcionamiento los limpiadores.

Recuerde: Cuando se transita por carretera y se observa en primera instancia las luces intermitentes de algún vehículo que se encuentra detenido sobre la vía, esto nos indica que debemos tener precaución.

Antes de salir revise que la cobertura de su seguro este vigente, ante cualquier eventualidad será de mucha ayuda. Y recuerde, siempre tener a la mano los teléfonos de emergencia no está demás.