Home | Carga - Extras | Solicita Canacar mesa de trabajo para analizar propuesta de gobierno de EU

Solicita Canacar mesa de trabajo para analizar propuesta de gobierno de EU

Ante el anuncio por parte del gobierno norteamericano de reactivar el programa demostrativo para que los transportistas mexicanos puedan ingresar a territorio estadounidense, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga rechazó la implementación de dicho esquema, y se mostró desconfiada y escéptica de los resultados que pudiera arrojar un programa piloto que a todas luces es discriminatorio y violatorio del Tratado de Libre Comercio (TLC).

 

“Desde el momento que el gobierno de Estados Unidos piensa establecer un programa de esta índole, comienza a violar un tratado que firmó con sus socios comerciales. En el TLC nunca se estableció la existencia de programas demostrativos o pilotos para que los transportistas pudieran entrar de un país a otro, simplemente se deben asentar las reglas en igualdad de condiciones y de manera equitativa para que los camiones puedan circular en territorios vecinos”, señaló el director general de Canacar, José Refugio Muñoz.

 

Por ello, Canacar demanda de inmediato la instalación de una mesa de  trabajo en la que participe la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de Economía, así como las comisiones legislativas del ramo tanto del Senado como de la Cámara de Diputados y la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, a fin de analizar el documento planteado por el Departamento de Transporte de Estados Unidos, y definir las adecuaciones necesarias para que se establezcan condiciones de equidad e igualdad de trato entre ambas naciones.

 

En este contexto, para el organismo empresarial la insistencia del nuevo programa piloto, es una decisión del gobierno de Estados Unidos que se emite inmediatamente después del que el partido gobernante demócrata pierde la mayoría ante el partido republicano y atendiendo las presiones y reclamos de productores norteamericanos afectados por las medidas arancelarias impuestas por el gobierno mexicano.

 

Ante la falta de claridad en la propuesta del gobierno del vecino país del norte, el líder empresarial señaló que dicho documento genera muchas interrogantes y  dudas respecto a su aplicación de manera equitativa por las autoridades de ambos países.

 

Básicamente la propuesta del gobierno norteamericano contempla un nuevo régimen de inspección y vigilancia de las autoridades americanas en México, lo que no deja muy claro si las autoridades americanas también permitirán que sus homólogos mexicanos ingresen a Estados Unidos a verificar camiones y empresas en su propio territorio.

 

En el tema de las disposiciones ambientales para regular las emisiones contaminantes a través de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), Canacar considera complicado el esquema que el gobierno de Estados Unidos plantea, debido a que México apenas trabaja en un nivel 04 de la EPA cuando Estados Unidos está desarrollando ya el nivel 10, es decir, que tanto motores como combustibles aún no son adecuados a las tecnologías que considera la EPA 10, por lo que México se encuentra en desventaja en el momento de las revisiones propuestas.

 

Otro punto del proyecto establece que cada operador tendrá que realizar una prueba sobre el conocimiento del idioma inglés y las leyes de tráfico estadounidense, por lo que la agrupación empresarial se dijo incrédula de que operadores norteamericanos acrediten el idioma español y conozcan el reglamento de tránsito de cada una de las entidades federativas de nuestro país.

 

Canacar define como realmente importante más allá de programas pilotos, un acuerdo entre ambos países que ayude a hacer más eficiente el intercambio de mercancías y agilizar los cruces fronterizos ya que sin esto, cualquier acuerdo está destinado al fracaso, como ya quedó demostrado en el pasado la inviabilidad de programas de esta índole.

 

El directivo dijo que esta modalidad del servicio de autotransporte fronterizo de carga internacional entre México y Estados Unidos, constituye la creación de una modalidad no prevista en la ley.

 

“El programa demostrativo no tiene sustento en el TLC, por lo que crear esta modalidad no prevista es una modificación o una enmienda, que previamente debió haber sido suscrito por el Presidente de la República con su homólogo  de Estados Unidos y con la aprobación del Senado, a fin de que la SCT pudiera, con beneplácito de dichas instancias, realizar las modificaciones respectivas”.

 

De este modo, el organismo empresarial insistió que lo que debe cumplirse es con lo estipulado y pactado en el TLC en cuanto al libre tránsito de camiones entre los países firmantes, ya que cualquier programa demostrativo que se pretenda instaurar de manera va en contrasentido del TLC, y que de acuerdo a nuestra Constitución, un tratado internacional tienen un rango e importancia parecido a la de la propia Constitución.

 

Por ello, Canacar demanda firmemente al gobierno federal a hacer cumplir los acuerdos expresados en el TLC y pugna porque la frontera entre ambos países se abra de manera equitativa y en igualdad de condiciones, a fin de que se cumpla con la reglamentación para que los vehículos de carga crucen libremente en ambos sentidos.

 

       El directivo de Canacar manifestó que el programa demostrativo ha sido poco efectivo, y únicamente ha quedado en “buena intenciones” por parte de las autoridades estadounidenses, ya que en la actualidad, indicó, no existe ni una sola empresa tanto mexicana como norteamericana que participe. “Desde su arranque en agosto de 2008, el programa ha reflejado ser  un rotundo fracaso, que sólo privilegia a unos cuantos y discrimina a la mayoría de los transportistas mexicanos”, apuntó Muñoz López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *