Home | De buena fuente - Principal | Urgen al gobierno permitir la reapertura de plantas de la industria automotriz

Urgen al gobierno permitir la reapertura de plantas de la industria automotriz

Directivos de AMDA, AMIA, INA y ANPACT hicieron un llamado al gobierno federal a permitir la reapertura de plantas de vehículos, autopartes y proveedores, toda vez que Estados Unidos contempla abrir sus fábricas el 18 de mayo. 

Siendo México un importante proveedor de componentes y vehículos del mercado norteamericano, la apertura de plantas en Estados Unidos implicaría la necesidad de insumos por parte de nuestro país, por lo que los directivos urgieron al gobierno a reabrir el sector. 

Miguel Elizalde, presidente nacional de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), aseguró que el sector se encuentra listo para regresar a las actividades. 

Una industria que, como reconocieran el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de Economía y la Subsecretaría de Comunicaciones, es fundamental y sería la punta de lanza para la reapertura económica.

Elizalde recordó que ya algunas plantas fabricantes de vehículos en Estados Unidos, han iniciado operaciones junto a otras que nunca cerraron ante la contingencia sanitaria que se vive a nivel mundial.

Si México tarda demasiado en abrir sus plantas fabricantes de vehículos, Estados Unidos empezará a buscar alternativas de proveeduría; lo que ocasionaría pérdida de empleos y un debilitamiento de México en el mercado regional y mundial. “Yo diría que decidir entre el 13 o 18 de mayo será la diferencia para salvar cientos de miles de empleos. La cadena de valor está totalmente integrada por Estados Unidos y es por eso que debemos de reactivarnos como región, de lo contrario, nos ponemos en riesgo ante la competencia de otras regiones a nivel mundial”.

Aseguró que el principal interés de todos “es cuidar la salud de nuestros colaboradores y sus familias”, por lo que se trabaja para cumplir con las máximas exigencias nacionales e internacionales sobre estándares sanitarios en la industria, incluyendo la proveeduría.

Óscar Albin, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), aseguró que uno de los temas sensibles que se ha manejado desde hace unas semanas, es el inicio de operaciones de las fábricas de automóviles, vehículos pesados y de autopartes.

En su opinión, cualquier cliente que no tenga el abastecimiento oportuno en calidad, servicio y costo, buscará alternativas; “no es nada fácil cambiar a un fabricante de autopartes que ya está aprobado, pero si por alguna razón propia o ajena no puede incorporarse a la cadena, la fábrica de automóviles y de camiones buscará opciones”.

“La industria de autopartes deberá incorporarse de 3 a 5 días antes de que lo hagan nuestros clientes de Estados Unidos; algunos ya iniciaron operaciones pero la gran masa crítica lo hará el 18 de mayo, si esto es cierto, nosotros deberemos abrir nuestras instalaciones para iniciar su sanitización e incorporar personal este miércoles 13 de mayo”.

Recordó que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que dicho día informará sobre el inicio de operaciones de la industria automotriz, lo que daría a ésta sólo unas horas para la limpieza, incorporación del personal e inicio de producción, para así poder cumplir con sus clientes.

Opinión que comparte Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), quien dijo ser importante regresar de manera coordinada con el resto de la cadena global de la región de América del Norte, “si nosotros nos convertimos en el eslabón que rompe la cadena, estamos en el riesgo de que nuestros clientes en Estados Unidos y Canadá busquen alternativas; por lo que debemos pedir al gobierno de México medidas claras que incentiven la atracción de nuevas inversiones al país”.

“Ya se dijo que la industria automotriz será una de las primeras en reabrirse, pero fechas exactas no las tenemos pero si presiones por parte de clientes de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia, quienes tienen la urgencia de que nos reactivemos”.

Finalmente, Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), indicó que “en el mercado interno automotor estimamos una fuerte caída en 2020 y una vez que se logre la vuelta a las actividades económicas, será el momento de echar a andar un programa de fortalecimiento del mercado interno automotor, tanto en el segmento de vehículos ligeros como pesados.

“La industria automotriz está unida trabajando en pro de la implementación de este programa de fortalecimiento del mercado interno automotor, y que al igual que lo han expresado mis compañeros, para los distribuidores de vehículos es fundamental que el gobierno federal y la Secretaría de Salud autoricen la apertura para poder brindar los servicios que requieren los mexicanos en cuanto a la comercialización de vehículos nuevos y usados, así como la continuidad de los servicios de postventa”.