Home | Información Técnica | Valoración de daños en vehículos industriales

Valoración de daños en vehículos industriales

La magnitud de los daños en los elementos de la carrocería y de mecánica en los vehículos industriales, depende del diseño y características constructivas de los mismos. Debido a lo anterior, es importante que toda persona encargada en determinar y valorar los daños, tenga el conocimiento necesario para seguir un método correcto y poder valuar en forma clara y desglosada, los costos de mano de obra de los elementos a reparar o sustituir.

 

1. Secuencia de Levantamiento de Daños

 

Un método correcto de levantamiento de daños nos ayudará a no omitir o duplicar alguna operación, así como a determinar si los daños son derivados del siniestro o prexistentes al mismo. Es muy importante que la persona dedicada a esta tarea, tenga el conocimiento de las diferentes técnicas de reparación sobre los elementos que constituyen los vehículos pesados a fin de saber si la pieza dañada es técnica y económicamente reparable o sustituible y determinar así, el costo de mano de obra.

 

El método propuesto por Cesvi México consiste en dividir al vehículo en tres elementos fundamentales para realizar de manera más completa la valoración de daños, así como el seguimiento del proceso de la reparación:

 

· Elementos de la carrocería (Cabina y cofre).

· Elementos mecánicos (Sistemas).

· Elemento chasis. (Largueros).

 

Cada componente y sistema que integran a un vehículo pesado se clasifica dentro de estos tres elementos, por lo que la secuencia de la valuación se establece de la siguiente manera:

 

a) Elementos de la Carrocería

 

La valuación inicia por rodear al vehículo comenzando por su parte frontal, costado izquierdo, parte trasera, costado derecho y toldo, desglosando las piezas dañadas a sustituir, las piezas a reparar, tiempos de mano de obra y costo de refacciones tanto de piezas exteriores como de interiores.

 

Seguir la secuencia:

 

Partes exteriores (cofre, paneles, conchas, deflectores).

Partes interiores (elementos estructurales).

Accesorios, tapizados y cristales.

 

b) Elementos Mecánicos

 

Se valúa sistema por sistema con sus respectivos elementos, comenzando por la parte frontal hacia la parte trasera. En este apartado se pagan tiempos necesarios de desmontaje y montaje de sistemas ya sea por verificación, sustitución o por reparación.

 

Es importante considerar que son elementos de seguridad y que algunos de ellos (elementos de suspensión y dirección) presentan tolerancias mínimas de torsión para tratar  de ser reparadas, por lo que es inevitable su sustitución, no olvidando las acciones complementarias como lo son:

 

Llenado de líquido refrigerante.

Ajuste y purga de sistemas de aire e hidráulicos.

Llenado de Aceite

Carga de gas A/C etc.

 

c) Elemento Chasis

 

En este elemento se desglosa únicamente el tiempo puro de reparación del chasis. Los tiempos de desmontaje y montaje de otros elementos que no hayan sido considerados en los apartados anteriores y requieran ser desmontados para la reparación del chasis tienen un costo aparte, de igual manera que el tiempo de desmontaje y montaje de la 5a rueda y su reparación, no dejando a un lado la medición del chasis si la magnitud del daño lo requiere.

 

Para el caso de vehículos semirremolques el proceso es muy similar, puesto que estos también se encuentran estructurados por componentes y sistemas como los vehículos automotores.

 

2. Aspectos a considerar en la Valuación

 

Una correcta valuación de daños en el vehículo, nos permitirá determinar el monto a indemnizar de la unidad afectada, por lo que es muy importante establecer criterios de reparación y sustitución, así como aplicar correctamente las políticas del cliente para lograrlo. El conocimiento en las diferentes técnicas y métodos de reparación nos ayudarán a determinar y establecer estos criterios y a valuar con certeza los tiempos de mano de obra.

 

Recordemos que los costos de mano de obra y refacciones representan alrededor del 80% del costo a indemnizar, por lo que al apoyarnos en herramientas como un método adecuado de levantamiento de daños, tabuladores de tiempos de mano de obra de desmontaje y montaje y de reparación; así como en un prontuario de partes, podremos controlar e indemnizar en forma justa el siniestro.

 

3. Recomendaciones para Abatir Costos en el Proceso de Valuación

 

. Contar con talleres reparadores que tengan el equipamiento y procesos adecuados para realizar los trabajos de reparación de un vehículo pesado con calidad.

. Contar con talleres con mano de obra calificada en el manejo de equipo especializado y en modernas técnicas de reparación.

. Contar con una lista de proveedores de refacciones que nos otorguen además de precios atractivos, un servicio de entrega de partes   aceptable con la calidad y especificaciones requeridas.
. Realizar una supervisión constante a los procesos de reparación del vehículo con el fin de evitar cualquier retrabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *