Home | Pasaje - Secundarias | Volvo Autobuses de México exportará producto mexicano hacia Estados Unidos

Volvo Autobuses de México exportará producto mexicano hacia Estados Unidos

Nöel Reculet, presidente y director general de Volvo Autobuses de México, informó que la empresa será la primera armadora mexicana en exportar autobuses hacia Estados Unidos, esto como resultado del trabajo realizado por la firma durante 2007 para dar a conocer la calidad de la mano de obra y de los productos mexicanos.

 

         Aseguró el directivo que las exportaciones iniciarán este año con alrededor de 15 unidades, “próximamente se verán circular por las carreteras del país vecino del norte, autobuses mexicanos, fabricados por hombres y mujeres mexicanos, lo que es un verdadero orgullo”.

 

         En 2007 fueron dos proyectos sobre los que trabajó la firma, uno de ellos, dijo Reculet, ya es una realidad, el DOT hacia Estados Unidos, del que se espera exportar alrededor de 200 unidades al año.

 

         El segundo proyecto es la exportación del autobús 8300 hacia países como Francia, Italia y Alemania, “y aunque todavía trabajamos en este proyecto, sabemos que son países dispuestos a importar poco más de 150 unidades al año”.

 

         Sin embargo, no fueron las únicas noticias que Volvo Autobuses de México dio a conocer durante su participación en Expo Foro 2008, realizada del 5 al 7 de marzo reciente en la Ciudad de México.

 

         En dicha muestra la firma hizo el lanzamiento del autobús más grande de México, el 7300 biarticulado, “25 metros de transporte eficiente al servicio de México; 25 metros de orgullo para Volvo Autobuses de México, porque es la muestra de que la empresa escucha a sus clientes y 25 metros de orgullo porque también es un producto fabricado por hombres y mujeres mexicanos”.

 

         El siguiente anuncio fue el nombramiento del 9700 como el Autobús del Año 2008. Esta unidad, dijo, fue sometida a una prueba consistente en recorrer 52 kilómetros diferentes tipos de caminos por varios días.

 

         La prueba fue avalada por 17 especialistas en el ramo, quienes calificaron puntos como: estar a la vanguardia en cuanto a la incorporación de elementos de protección y de seguridad; probar durante la evaluación, ser la unidad que proporciona mayor confort tanto al pasajero como al conductor.

 

         Lograr el mejor rendimiento de combustible, gracias a la correcta combinación de tren motriz y la tecnología SCR; cumplir con las más estrictas normas ambientales y, finalmente, haber sido catalogado como la marca con el mejor servicio postventa.

 

         Al referirse al Mascott, dijo tener buenas noticias. Primero, en su segmento tuvo una participación de casi 10%, resultado que consideró positivo al tratarse de su primer año en el mercado.

 

         Y segundo, “pensando en la calidad y seguridad, en Volvo decidimos carrozar el Mascott en la planta de Tultitlán, Estado de México, así que las próximas unidades que salgan del país, serán unidades fabricadas en el país”.

 

         Al tratar el punto de la norma Euro IV, Reculet afirmó que para cumplir con la nueva normatividad ambiental que entra en vigor el próximo primero de julio, Volvo se encuentra a la vanguardia en lo que se refiere al desarrollo de técnicas de control de emisiones, como la SCR.

 

         Ello porque cuenta con ventajas como la reducción en el consumo de combustible comparada con otras tecnologías, con mínimo consumo de reactivo denominado AdBlue y porque ofrece menores gastos de mantenimiento.

 

         “Pensado y diseñado, nuestro motor fue considerado para la etapa Euro V, que deberá entrar en vigor en México en 2011 y para entonces los clientes Volvo tendrán un motor Euro IV que gracias a un simple ajuste del software, respetarán las normas Euro V, sin necesidad de cambiar de motor ni de vehículo”.

 

         Finalmente el directivo recordó que Volvo es líder mundial en BRT, sistema que llegó al país en 2003 con 52 autobuses para León, Guanajuato. En 2005 dicho concepto llegó a la capital del país con la apertura de la primera línea del Metrobús.

 

         Este sistema, indicó, reemplazó 367 autobuses y microbuses, con 97 articulados que corren a una velocidad promedio de 20 kilómetros por hora, disminuyendo tiempos de viaje en 33%. Volvo Autobuses aportó el 70% de la flota del sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *