Home | Automotriz - Secundarias | X CIIAM: Se desacelera el ritmo de inversión en México tras revisión de ACE 55

X CIIAM: Se desacelera el ritmo de inversión en México tras revisión de ACE 55

Tras la decisión de revisar el Acuerdo de Cooperación Económica (ACE) 55 con Brasil, México está en el radar de la industria automotriz global y corre el riesgo de entrar en un proceso de desacelerar el ritmo de inversión luego de que al menos cuatro  fábricas que tenían expectativa de ampliar sus plantas o ingresar a México, revisarán sus planes.

 

Así lo apuntó Guido Vildozo, director adjunto de IHS Automotive, en el contexto del X Congreso Internacional de la Industria Automotriz en México, CIAAM, y quien enfatizó que, tras los anuncios de Nissan, Honda y Mazda, además de Ford que dará a conocer sus planes de expansión este viernes, no hay ya inversiones definidas para México después del ACE 55 modificado, sino prospecciones que se perfilan para justificar inversiones.

 

Luego de su intervención en la mesa “Perspectivas de la industria automotriz”, dijo que es probable que se revisen dichas inversiones y las empresas produzcan directamente en Brasil para satisfacer ese mercado. “Debe haber varias compañías que estén redelineando el plan o la estrategia que tenían inicialmente, hay que ajustar el plan de prospección a una nueva realidad”.

 

México planeaba exportar a Brasil entre 200 mil y 300 mil unidades este año, lo que podría aumentar a 450 mil unidades hacia 2015, pero tras la firma del ACE 55, que entró en vigor este mes, se podrían exportar sólo  83 mil unidades este año, considerando que el precio promedio de un vehículo es de 17 mil dólares y se tiene una cuota de 1.4 millones de dólares para la exportación al país carioca.

 

Destacó que derivado de la fortaleza del real, las exportaciones de Brasil han perdido competitividad.  “Las plantas más grandes que tiene Brasil han estado paralizadas cerca de 40 días en la segunda mitad del año, eso es un impacto serio, sobre todo para una industria tan grande como la automotriz”.

 

La expectativa es que las condiciones económicas brasileñas van a continuar robustas en los próximos años con lo cual  el cambio de moneda que es lo que ha provocado esta decisión, no va a bajar mucho en los próximos años. Se estima se tenga una variación entre 1.6 y 1.8 reales por dólar.

 

Ante esta situación, destacó que la política automotriz en México tiene que basarse en el área del mercado doméstico y en el sistema de renovación del parque automotor. Para ello se debe fortalecer el tema crediticio y ser más restrictivo en el tema de emisiones.

 

Observó que se tiene el reto de disminuir las importaciones de autos usados y el de mejorar los esquemas de financiamiento, luego de que en 2011 el 51% de los vehículos comprados en el país fueron a crédito, cuando en 2007 se financiaba el 70 por ciento.

 

Al medir la demanda de vehículos a futuro a nivel global, el especialista dijo que el precio del petróleo y la probable guerra de Irán, son el mayor riesgo geopolítico para la industria en los próximos 12 meses.

 

         Para el mercado europeo, Guido Vildozo dijo que se tendrá ligera contracción pare este año 2012. En materia de ventas es difícil que regrese a los niveles que tenía y las exportaciones de México a Europa no serán sobresalientes.

 

Anticipa que en Norteamérica, específicamente el mercado de Estados Unidos, tiene una tendencia positiva, la tasa de desempleo comienza a bajar y la proyección de que los consumidores compren un auto nuevo es pronunciada, aunado ello a un crédito estable. Se estima que 70% de las ventas en ese país son financiadas.

 

El Congreso Automotriz Mexicano reúne a 200 especialistas e interesados en la problemática del sector, teniendo un mayor atractivo en estos momentos la relación de México con Brasil.

 

         El evento continuará este miércoles con la ponencia esperada de Lorenza Martínez, subsecretaria de industria y comercio de la Secretaría de Economía, la clausura del CIIAM y la inauguración de la ExpoINA 2012 a las dos de la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *