Home | De buena fuente - Principal | AMDA rechaza regularización de vehículos de contrabando anunciada por AMLO

AMDA rechaza regularización de vehículos de contrabando anunciada por AMLO

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), dirigió oficio al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, solicitando audiencia para plantear las repercusiones de la regularización de vehículos ilegales que anunciara el pasado 27 de junio en Baja California.

En dicho oficio, el organismo indica que “la introducción y comercialización de vehículos usados procedentes de Estados Unidos que no cumplen con las formalidades del procedimiento aduanero, es un delito que se ha pretendido resolver sin éxito mediante disposiciones del Poder Ejectuvo y Legislativo, como lo acredita la existencia de 19 procesos de regularización en el periodo 1979-2011”.

AMDA hizo énfasis en que la importación de vehículos usados es factible realizarse de conformidad al decreto que modifica y prorroga el diverso por el que se regula la importación definitiva de vehículos usados, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 24 de diciembre de 2020.

Resaltó no poder dejarse de observar que dicha introducción y comercialización de estos vehículos, es un delito que beneficia a organizaciones criminales al contar con condiciones mecánicas que les aseguran su objetivo y que son fácilmenente desechados después de su uso.

Recordó AMDA que la importación es permitida cuando se cubren los requisitos previstos por la Ley, pero se convierte en un problema grave para el mercado interno y para los propietarios de un vehículo en regla cuando presentan pésimas condiciones mecánicas. “Los autos catalogados por las aseguradoras estadounidenses como salvage, péerdida total o chatarra, no pueden seguir introduciéndose al mercado mexicano, por seguridad”.

La regularización de vehículos ilegales afectará en primer término, el patrimonio de los propietarios de vehículos en el país que cumplen con sus obligaciones fiscales, al disminuir el valor de su unidad ante la saturación de la oferta que se da con la regularización; por ello, agregó AMDA, es necesario contar con un Registro Público Vehicular eficiente y moderno, en virtud de la obsolescencia tecnológica e insuficencia jurídica del REPUVE, así como el cumplimiento estricto de la prohibición para circular sin placas de identificación.

“La regularización de los vehículos que se encuentran en calidad de contrabando, incrementará la basura automotriz circulando en nuestro país. Esto ha ocurrido en los procesos anteriores y es previsible que suceda nuevamente ante el ofrecimiento de condiciones laxas en comparación con las contempladas en el Decreto arriba referido y las Reglas Generales de Comercio Exterior que lo complementan.

“Coincidimos con lo anotado en las Consideraciones que se incluyen en el Decreto por el que se modifica y prorroga el diverso por el que se regula la importación definitiva de vehículos usados, en particular cuando se cita la Jurisprudencia 2a./J.3/2013(10a) de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la que se concluyó que es improcedente conceder la suspensión contra la aplicación del citado Decreto, dado que la medida cautelar no puede tener el efecto de permitir la importación de vehículos usados al territorio nacional sin respetar las regulaciones y restricciones establecidas por el presidente de la República en el Decreto”.

AMDA dijo reiterar su compromiso de trabajar de manera conjunta con el Gobierno de México y ante las implicaciones que tendrá la regularización para la seguridad, el medio ambiente y la economía en general, solicitan la audiencia al primer mandatario y en su caso dejar sin efecto la regularización en cuestión. “Sería lamentable que en plena crisis económica y sanitaria se busquen instrumentos que hieran no sólo al mercado interno sino al estado de derecho y al patrimonio de los mexicanos”.

La industria automotriz en México, señaló AMDA, contribuye con el 3.4% del PIB nacional y el 18.7% del manufacturero, además de impactar un 97% en 253 actividades económicas del país: 15 del sector primario, 104 del secundario y 134 del terciario generando en conjunto más de 2 millones de empleos directos en sus diversos eslabones productivos.

México debe privilegiar los mecanismos que aseguren el mantenimiento de los empleos, además de potenciar las oportunidades de mayores inversiones que aseguren superar las actuales posiciones que lo ubican actualmente como líder a nivel global, siendo el séptimo productor y cuarto exportador de vehículos ligeros, quinto productor de autopartes y primer exportador de tractocamiones en el mundo.