Home | Carga - Principal | Importante contar con un plan para continuar el negocio y tenerlo por escrito: Alberto Modiano

Importante contar con un plan para continuar el negocio y tenerlo por escrito: Alberto Modiano

Contar con un plan de negocios, tener comunicación interna y externa, salvaguardar la salud de colaboradores y proveedores y tener higiene en la instalaciones, son los primeros cuatro puntos, de 10, que especialistas en logística han preparado para afrontar las crisis como la que actualmente vivimos de la pandemia del COVID-19.

El decálogo de recomendaciones, elaborado por #SoyLogístico y expertos de cadena de suministro de empresas como Nestlé, netLogistiK, Danone y otras, es presentado en una serie de tres Webinar, que inició hoy y que continuará las próximas semanas.

“Nunca hasta ahora, como en esta crisis de salud junto con una crisis económica, se ha reconocido a la cadena de suministro y logística; nos hace sentir desde luego orgullosos por la tarea que estamos haciendo para asegurar que el producto llegue al consumidor, pero también nos da orgullo de lo que hemos venido haciendo todas las organizaciones que tienen que ver con la logística”, dijo David Martínez director general de #SoyLogístico.

Alberto Modiano, vicepresidente de Cadena de Suministro de Nestlé, fue el encargado de hablar de los primeros cuatro puntos del documento. El primero de ellos es contar con un plan para continuar el negocio y tenerlo por escrito, ello debido a que nuestro país no se caracteriza por tener una cultura previsora.

Con respeto a los puntos que debe contemplar ese plan, el especialista explicó que hay “tres momentos importantes”, el primero consiste en definir cuándo se va a plantear, definir cuáles son los escenarios más improbables que se pueden generar y qué es lo que se puede prever que pase; el segundo es cómo se conforman los planes para atacar esos escenarios, y el tercero es cuándo aplicar esos planes.

“Hay algo que debemos recordar: los momentos de crisis no se atienden de la misma manera que los momentos de la vida normal”, afirmó el vicepresidente de Cadena de Suministro de Nestlé, y enfatizó que eso aplica para todos los niveles, desde el presidente de la empresa o dueño.

Ahora bien, para aplicar los planes hay que ser muy flexibles y ágiles, enfocarse en lo que los consumidores están pidiendo y están demandando en este momento y dejar de lado aquellas cosas que no son tan importantes. Es importante tener presente que, a lo largo de la crisis, se observarán diferentes comportamientos, que deben irse contemplando y renovar los planes conforme avance el problema.

El segundo punto tiene que ver con la comunicación, con que toda la gente de la empresa sepa de los planes y cómo hacerlos, además de que ello implica darle seguridad a su propia gente.

“Durante una crisis, los rumores se generan cuando hay vacío de comunicación; ahora con las redes sociales se crea pánico e incertidumbre y es exponencialmente más importante porque provoca hábitos y comportamientos diferentes de la sociedad, que empieza a perder su instinto racional y puede cargar un instinto mucho más básico”.

Es importante tener comunicación hacia el interior, pero también al exterior de la empresa. Al interior es importante difundir los planes con los empleados, hacerlos sentir parte de la compañía, mantenerlos perfectamente entrelazados y unidos; al exteiror exterior puede haber varios caminos, uno de ellos son los proveedores de una cadena de suministro, quienes también necesitan una seguridad de la compañía, tienen que saber que son necesarios para poder seguir trabajando mientras las autoridades se los permita”.

Importante también es la comunicación con las autoridades, en este sentido hay que tener un contacto continuo para poder saber que los productos son esenciales o no; “estamos viendo casos de empresas que están siendo visitadas por las autoridades de manera sorpresiva, pero lo importante es tener ese contacto y buscar a las autoridades y saber la importancia de lo que tenemos en la cadena de suministro”.

Otro pilar de la comunicación al exterior es la que se debe tener con los consumidores, para que ellos tengan la certeza de que la cadena de abasto está teniendo problemas, está estresada, “pero también vamos a ver de qué manera colaborativa trabajamos y de qué manera le garantizamos al cliente que vamos a estar pendiente de sus órdenes”.

“En la medida en que nosotros comunicamos a los clientes, a los consumidores de nuestros planes, de nuestras fortalezas, ellos se sentirán más contentos con nosotros y la fidelidad hacia nuestros productos va a seguir; eso es algo que estamos viendo muy interesante, el consumidor tampoco se pone a buscar cosas muy diferentes a los que está acostumbrados en esta situación”, aseguró el ponente.

“Tengamos también, si es necesario, alguna comunicación con medios, con medios sociales, con redes, con periódicos, porque de alguna manera debemos estar siendo parte esta sociedad que somos, desde el punto de vista de ayuda, de necesidades y de poder ver hacia el futuro”, apuntó.

El tercer punto que presentó Modiano es el relativo a la salud de los colaboradores: “Tenemos que salvaguardar la salud de ellos, les estamos pidiendo que trabajen y somos responsables y solidarios con ellos y, de alguna manera, con sus familias”.

En este sentido, algunas de las acciones que el directivo recomienda van desde lo básico, desde el control de las instalaciones, tomar la temperatura, facilitar cubre bocas, casilleros, a veces alimentos, e incluso, medios de transporte.

“Apliquemos protocolos de salud, veamos quiénes pueden ser vulnerables o quienes presentan síntomas; aquellos que presenten síntomas ayudémoslos, tengamos asignado un médico, si es posible de tiempo completo, en cada una de las instalaciones”.

El último punto del que habló el ponente va muy de la mano con el anterior, se trata de la higiene en las instalaciones, que tiene que ver con la de los empleados y con la entrada de proveedores; es recomendable tener controles de temperatura, lavado de manos, etcétera,

De ser posible, hay que sanitizar las instalaciones entre turno y turno, “también es muy recomendable que tratemos de que la gente no está acumulada en reuniones que no son básicas, que estén separados metro y medio uno de otro”.

“Hemos aprendido a trabajar y a vivir de una manera muy diferente; no sabemos cuál va a ser la nueva realidad, las cosas van a ser diferentes de ahora en adelante, debemos ser muy flexibles y adelantarnos a los probables escenarios que se presentan. No va a ser la misma manera de trabajo que existió en el pasado, tenemos que adaptarnos a una nueva realidad”, concluyó Alberto Modiano.