Home | De buena fuente - Entérese | México con potencial para impulsar energías renovables: Rodríguez Arrieta

México con potencial para impulsar energías renovables: Rodríguez Arrieta

Dentro de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU se ha propuesto que para 2030 las ciudades sean inclusivas, seguras y sostenibles. México se ha unido a diferentes acuerdos y tratados para lograr esta meta, al respecto Gustavo Rodríguez Arrieta, Presidente de la Comisión de Desarrollo Sustentable y Energía de COPARMEX, realizó un análisis de los retos y oportunidades del país para convertirse en una ciudad sostenible en la conferencia virtual: Ciudades Sostenibles, presente y futuro de la humanidad; realizada durante la celebración del 55 aniversario de la Universidad Tecnológica de México.

De acuerdo con el experto y egresado de Preparatoria UNITEC, México fue el primer país en desarrollo en presentar su compromiso en virtud del Acuerdo de París en 2015, en donde establecía una reducción de emisiones en un 25% para el año 2030, incluyendo una disminución del 22% en los GHGs (Gases de efecto invernadero por sus siglas en inglés), de 51% en carbono negro, el logro de un pico de emisiones netas a partir de 2026, reducciones condicionales de emisiones hasta un 40% y la implementación de una estrategia de adaptación y mitigación climática.

Pero a partir de las políticas energéticas en pro de los hidrocarburos, se han calificado los objetivos como insuficientes para mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados Celsius. Según las políticas actuales, México no cumplirá con sus objetivos de emisiones para 2030, por lo tanto deberá implementar políticas adicionales para lograrlo. 

Para ello, indicó Rodríguez Arriega, “La Ciudad de México se ha comprometido a comprar solo autobuses eléctricos, a partir del 2025. En noviembre de 2017 se unió a un grupo de 25 ciudades dispuestas a convertirse en carbono neutral para el 2050. Actualmente, el metrobús mitiga las emisiones de C02 de 110 mil toneladas métricas al año, generando una reducción de 122 mil viajes diarios menos en vehículos privados. La Ciudad de México también ha impulsado el programa de construcción sostenible, el cual ha proporcionado nuevos incentivos para hacer que los edificios sean más limpios y se está logrando una reducción en emisiones de CO2 y potenciando el uso de energías renovables”. 

Actualmente, México es el país número 11 a nivel mundial en emisiones de contaminantes que aumentan el calentamiento global, siendo el transporte la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero y consumo de energía en el país. Para mitigar estos impactos climáticos se invierte aproximadamente el 2% del PIB anual y el Foro Económico Mundial ha declarado que el cambio climático es la amenaza principal para la economía mundial.

En el país las consecuencias del cambio climático han afectado a diversas regiones, ejemplo de ello es que al menos nueve de las principales ciudades exceden el límite de contaminación por material particulado recomendado por la Organización Mundial de la Salud, entre ellos Ciudad de México, Puebla, Toluca, Guadalajara, Monterrey, León, Silao, Irapuato y Salamanca. 

“Ante la situación actual del mundo frente al calentamiento global, debemos y podemos cambiar, incluso ahora mismo tenemos las soluciones, ejemplo de ello es el uso de las energias renovables. Sin embargo, expertos indican que México enfrentará un desplome de 61% de las inversiones en energía eólica en 2021, desplome que ocurre mientras el Gobierno Federal ha restringido la participación de la iniciativa privada con la cancelación de subastas eléctricas y la Reforma Energética”, explicó Rodríguez Arrieta.

La energía solar es otra fuente renovable que ha ido en aumento, hace 18 años se proyectaba que en 2010 el mercado crecería un gigawatt por año, meta que se rebasó 17 veces y en 2019 se superó en 121 veces a nivel mundial. El experto reveló que en México la energía solar creció 71% del primer trimestre de 2016 al primer trimestre de 2017 y aunque el país tiene mayor infraestructura eólica que solar, cuenta con uno de los mejores recursos solares, por lo que, bajo un marco regulatorio adecuado, podría convertirse en el mercado de energía solar fotovoltaica más grande de América Latina.