Home | Estadísticas | Venta de vehículos en diciembre cayó 19.4%: AMDA

Venta de vehículos en diciembre cayó 19.4%: AMDA

El 2020 concluyó cerca de lo que fueron las previsiones en torno al comportamiento del mercado interno automotor, con un diciembre cayendo 19.4%, una venta de 105 mil 135 unidades y una diferencia  negativa de 25 mil 325 unidades en comparación con diciembre del 2019.

Así lo indicó en el primer reporte del año Guillermo Rosales, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, AMDA, quien recordó que la perspectiva de diciembre pasado fue de 102 mil 100 unidades, una diferencia de 3 mil unidades respecto a lo realizado y que siguió la tendencia que se ha venido observando en el segundo semestre del 2020, que fue una caída generalizada de los segmentos que componen la canasta de productos que se ofrecen en el mercado mexicano con excepción del segmento de camiones pesados, que mostró un crecimiento relativo de 56.1% aún cuando es únicamente la inclusión de dos modelos de camiones.

En diciembre el segmento de automóviles subcompactos cayó 33.9%, mientras que el de usos múltiples disminuyó 12.8%; estos dos segmentos contribuyeron a la mayor venta de vehículos. Este último segmento, en diciembre fue el que mayor volumen aportó a la venta de vehículos en México, con 29 mil 588 comparados con 29 mil 092 que correspondió a subcompactos.

En comparación con noviembre pasado, en diciembre se tuvo una venta adicional de 9 mil 650 unidades, un crecimiento de 10.1%. Noviembre y diciembre fueron el mejor bimestre en la venta de vehículos nuevos en el país, sobresaliendo el último mes como el de mayor venta a lo largo del año.

Al cierre del 2020 se tuvo una comercialización de 949 mil 353 unidades, con 368 mil 578 menos que lo registrado en el 2019, para concluir con una pérdida del 28% en la venta de vehículos ligeros nuevos en México, cuatro años consecutivos de resultados negativos.

El semáforo rojo fue activado en el Estado de México y en la Ciudad de México (en días posteriores en Puebla, además de Baja California y Durango), lo que es de resaltar por la participación que tienen dentro del total de las ventas nacionales y con ello el impacto de los resultados globales.

Indicó Rosales que conforme a los reportes de los afiliados por el semáforo rojo, hubo un impacto negativo mucho menor a los de abril y mayo, cuando estuvo paralizada la actividad económica, considerada no esencial en el país.

Como se observó en los últimos meses, 2020 cerró en niveles similares a los del 2011 y 2012, lo que representa un retroceso relevante en términos de la capacidad de servicio disponible en la red de distribuidores y la demanda real. En el 2016 se vendieron 1 millón 607 mil 165 unidades, año récord, cuando se conocieron los resultados del estudio de demanda potencial elaborado por la Secretaría de Economía, que señalaba que el mercado mexicano tenía posibilidades de comercializar poco más de 1 millón 800 mil unidades al año.

Esto indicaba que la capacidad instalada de la red de distribución en México, se preparó para atender esta demanda potencial y el resultado 2020 da, en comparación con 2016, una diferencia de 46% entre lo vendido. “Esto indica que la venta por punto de venta ha tenido una disminución relevante, implicando fuertes sacrificios en términos de rendimiento de la inversión.

“La venta que estamos sosteniendo en 2020, sobre todo en la última fase del año, no es suficiente para detener la caída, la que cada vez se ha venido disminuyendo en comparación con el ejercicio anterior. Consideramos que a partir de marzo de este año, podamos tener mejores comparativas”.

Al cierre de noviembre se colocaron 525 mil 273 créditos para la adquisición de vehículos nuevos, con lo que se registra un retroceso del 25.7% en comparación con el mismo periodo del 2019; el retroceso en el financiamiento es menor al de la venta de vehículos y esto lleva a una participación del 72.2% de las ventas totales que tienen un financiamiento en su colocación. Con ello se muestra que la participación de las financieras automotrices llega al 74.8% mientras que los bancos contribuyen con el 22.2% del financiamiento.

En cuanto a la importación de vehículos usados, Rosales señaló que en noviembre hubo una caída del 21.9%. La importación de autos usados fue de 110 mil 614 unidades, lo que equivale al 13.1% del total de ventas de vehículos nuevos. La importación disminuyó 23.4% respecto a similar periodo de 2019, lo que representó 33 mil 823 unidades menos.

Agregó el directivo agradecer el apoyo al Gobierno Federal así como a las secretarías de Economía y de Hacienda, por la publicación del decreto que regula la importación definitiva de vehículos usados, el que mantiene los principales elementos de control administrativo para regular la importación de vehículos usados y adecua el marco de referencia al tratado México-Estados Unidos-Canadá.

“El decreto publicado el 24 de diciembre estará vigente a partir del primero de enero de este año y hasta el 30 de septiembre del 2024, día en que concluye la responsabilidad del gobierno de Manuel López Obrador y con ello estamos teniendo una mayor seguridad de la aplicación de un mercado ordenado en cuanto a la importación de vehículos importados”.

Dijo que continúan temas pendientes en este tema, los cuales se encuentran ya en pláticas de las asociaciones hermanas de la AMDA (AMIA, INA y Anpact), con la representante de la Secretaría de Economía, Tatiana Clouthier.

También, dijo Rosales, hay una agenda pendiente en términos de frenar la introducción de vehículos ilegales, donde destacó la negación del presidente de México de regular vehículos usados y postergando la discusión del tema hasta que pasen las elecciones de junio próximo, “para no contaminar con banderas electoreras la presión ejercida por algunos grupos de interés por regularizar vehículos usados. En ningún momento es oportuna la regularización del contrabando, mucho menos en un periodo de crisis en el que el mercado automotor se encuentra dentro de los peores ejercicios de la historia, lo que necesitamos son políticas justas que fortalezcan y no que aniquilen”.