Home | Carga - Principal | Webfleet Solutions, soluciones para una eficiente gestión en la última milla

Webfleet Solutions, soluciones para una eficiente gestión en la última milla

Como resultado de la nueva normalidad a causa de la COVID-19 las compras online han incrementado y con ellas las entregas a domicilio. Según un estudio realizado por Mercado Libre: E-commerce, evolución en los hábitos del consumidor 2020, el año pasado se alcanzó un récord en mercados envíos con 1.4 millones de entregas diarias realizadas, cifra que irá incrementando ante el confinamiento que ha llevado a que más empresas cuenten con servicio de delivery y que más personas hagan uso de él. 

Esta gestión implica un proceso riguroso para las empresas de transporte, sobre todo en la etapa final llamada última milla; que se refiere a la gestión de transporte de paquetería centrada en el último trayecto que ha de realizarse para la entrega final. Esta cadena de logística tiene diferentes procesos de distribución como:

. Cadena de suministro (B2B), que implica la ubicación de los productos en el almacén, la disponibilidad en inventario y el traslado de estos.

. Distribución física (B2B), refiere al traslado de bienes y servicios desde su estado final de producción al de adquisición y consumo.

. Cadena de suministro enfocada al consumidor final y al sector retail (B2C), su propósito es lograr que el producto final llegue en tiempo al consumidor, ya sea por medio de una tienda online o en un punto de venta. 

A pesar de la exigencia que demanda la logística de última milla, existen algunas oportunidades como:

. Entregas fallidas. A causa de direcciones incorrectas, ausencia del cliente, cancelaciones de última hora, devoluciones y/o confusión de pedidos o del usuario final. 

. Retrasos y seguimiento de la entrega. A veces no se cumplen con los tiempos acordados y tampoco se le notifica del retraso al cliente, ni se le da seguimiento del estado de sus productos, siendo la recepción una verdadera sorpresa.

. Infraestructura de las ciudades. Calles estrechas, caminos peligrosos, inseguridad en las calles; hacen que los transportistas gasten más tiempo entre cada entrega, muchas veces incumpliendo en los tiempos acordados por retrasos imprevistos.

. Alta contaminación. Dado que para la mayoría de las entregas se utilizan pequeños vehículos, se aumenta la huella de carbono por Kg, a que si se usara un vehículo más grande.

Para eficientar estos procesos de distribución, Webfleet Solutions ofrece soluciones que se ajustan a las necesidades de cada empresa ayudándoles a reducir costos y disminuir emisiones de bióxido de carbono.  Mediante el uso de datos telemáticos, los gestores de flotas pueden obtener información precisa que deriva en eficiencia operativa y en un mejor servicio al cliente y consumidores.

Algunas de estas soluciones son:

. Control y gestión de la última milla. Una buena planificación de rutas con diseños que tengan en cuenta el tráfico, la normativa vigente y, como es lógico, el compromiso con el cliente es vital para poder realizar un buen trabajo en la distribución urbana.

. Planificación de rutas. Con base en un diseño de rutas, el operador podrá elegir la que más le convenga, reduciendo lapsos entre cada entrega, eligiendo el camino más seguro, inhibiendo posibles obstáculos como tránsito, y así, cumplir con los tiempos estimados.  

. Comunicación en tiempo real. El cliente podrá dar seguimiento a su pedido hasta el momento de recibirlo y tener contacto con el operador. De esta forma se evita la ausencia del usuario en la entrega, confusiones de pedidos y posibles retrasos por ubicaciones incorrectas o si el usuario ha cambiado la dirección de entrega en el último momento.

. Seguimiento de nuevos proyectos. Los transportistas reciben notificaciones sobre nuevas entregas. Con base en la ruta y pedidos pendientes, se decide a quiénes se les asignarán nuevos proyectos.

Webfleet Solutions proporciona las herramientas necesarias que van desde el posicionamiento en tiempo real o alertas inmediatas, datos, métricas y hasta mejores hábitos de conducción para reducir los costos, garantizar seguridad, mejorar la satisfacción de los clientes e impulsar la productividad de los conductores y del negocio, a su vez que minimiza el impacto ambiental.