Home | Entérese - Principal | Empleados de Continental no podrán usar aplicaciones de redes sociales

Empleados de Continental no podrán usar aplicaciones de redes sociales

Hanover, 11 de junio de 2018. Continental instauró la medida de prohibir a sus empleados el uso de aplicaciones de redes sociales, como WhatsApp y Snapchat, en su red global de empresas, medida que entra en vigor de manera inmediata.

A decir de la empresa, estos servicios presentan deficiencias en lo que respecta a la protección de datos, ya que acceden a datos personales y confidenciales del usuario tanto de sus contactos como de terceros que no están involucrados directamente en las interacciones.

Desde el punto de vista de la protección de datos, esto plantea riesgos que la compañía no está dispuesta a asumir, por lo que buscará proteger a sus empleados y socios comerciales.

Elmar Degenhart, CEO de Continental, explicó que trabajan en aras de erradicar los accidentes viels y, por lo tanto, “estamos haciendo un llamado a una “Visión Zero” para el tráfico de datos”.

Agregó que es inaceptable transferir a los usuarios la responsabilidad de cumplir con las leyes de protección de datos, “por lo que estaremos recorriendo a alternativas seguras”.

“Los proveedores de tecnología deben hacer que sea fácil garantizar el cumplimiento con las leyes de protección de datos, ellos tienen una gran responsabilidad en este sentido. Esta es la razón por la que la protección de datos definitivamente no es solo un extra opcional para nosotros, nuestros productos, servicios y procesos”.

Continental, dijo, observa con preocupación las prácticas de negocios de ciertos proveedores de software y servicios de TI e instó a dar “prioridad a la confianza y la seguridad” en general en lo que a desarrollo de tecnologías se refiere.

Autoridades y tribunales dedicados a proteger los datos, en especial en Alemania, se muestran preocupados acerca del cumplimiento, por parte de las aplicaciones de redes sociales, del Reglamento General de Protección de Datos europeo (GDPR) que entró en vigor el pasado 25 de mayo, y de otras leyes de protección de datos.

Para cumplir con las disposiciones que contempla el GDPR, cada usuario, en el caso de WhatsApp, necesitaría obtener el permiso de cada persona en su lista de contactos para compartir sus datos mediante estos servicios.

Para Continental esta solución no parece factible y, por lo tanto, no es adecuada para ser utilizada. Para proteger sus intereses de negocios, la compañía decidió prohibir a sus empleados y socios comerciales el uso de las versiones actuales de las aplicaciones de redes sociales WhatsApp y Snapchat. Dijo estar dispuesta a levantar esta prohibición, si los proveedores cambian las configuraciones básicas a fin de asegurar que sus aplicaciones cumplan por omición con la reglamentación en materia de protección de datos.

“Continental trabaja para lograr un futuro sin accidentes de tránsito. Esta Visión Zero también debe aplicarse a la súper autopista de la información. La seguridad, la protección y la frugalidad en lo que respecta al manejo de datos son principios medulares de nuestro negocio”.